3 trucos para vencer los momentos de debilidad

Cuando queremos perder peso, empezamos a pensar en qué dieta nos funcionaría mejor. Buscamos por internet en multitud de sitios, pensamos en ir a un médico, pasamos horas diseñando una dieta que nos guste …

Con respecto al ejercicio, seguro que intentas modificar tu horario para sacar un rato y poder ejercitarte (ya sea acudiendo al gimnasio o saliendo a caminar). En definitiva, que intentamos abordar todos los aspectos que implican perder grasa como es debido, cosa que está muy bien, pero hay algo que se nos olvida, y para mi representa el 80% de los casos de fracaso absoluto.

Y ojo, no estoy diciendo que los pasos anteriores sean inútiles, de hecho yo soy el primero que os habla de todo ello, de sacar las kcal diarias que necesitamos, de hacer un ejercicio realmente efectivo, etc. Solo que nos tenemos que preparar para algo que va a ocurrir sí o sí: Los momentos de debilidad.

En esos momentos es cuando se demuestra realmente si estás comprometido contigo mismo a alcanzar el peso que debes, o si por el contrario ese compromiso es débil y está abocado al fracaso.

Particularmente, esos momentos de debilidad han hecho que esté toda la vida subiendo y bajando de peso, sin llegar nunca a alcanzar el éxito. Llevo toda la vida “viéndome mal”, gordo, torpe, acomplejado … Bueno, qué os voy a decir que no sepáis ya. Resumiendo, que para mi esos momentos de debilidad han sido mi talón de Aquiles, lo que me ha hecho estar toda la vida igual … Así que he tenido que buscarme mis artimañas para vencerlos.

Los trucos que os voy a exponer puede ser que en algún momento os parezcan crueles e incluso infantiles, pero créeme que son muy poderosos (al menos a mi me funcionan muy bien). Lo único que quiero es que a vosotros también os echen una mano a conseguir vuestro peso perfecto.

consejo 1

Primer truco: Piensa en cómo está disfrutando tu peor enemigo

Todos tenemos a alguien en nuestra vida que nos ha jodido en algún sentido. Puede ser un compañero de trabajo que nos la jugó, puede ser un familiar que nos ha hecho la vida imposible, puede ser una ex que se acabó tirando a tu jefe … Vamos, que seguro que a todos se nos viene a la mente alguien así.

Cuando tengo ganas de comer algo prohibido, cuando estoy tan agusto en el sofá viendo la tele y se acerca la hora de ir al gimnasio … Pienso en que esa persona me está mirando a escondidas, y que sabe lo que pienso y en lo que debería hacer pero no hago, y en lo tremendamente alegre que se pone cuando ve que soy un fracasado, que no tengo los cojones necesarios para levantarme del sofá para ir al gym o para decir que “no” a esa comida.

En ese momento me sale como una furia interior que hace que me levante del sofá, que me ponga la ropa de deporte y tire para la calle. Hace que pueda decir que “no” a esa comida, con la boca bien grande, sin ningún remordimiento y sintiéndome orgulloso de mi mismo.

Es una forma de hacerle un “Zas! En toda la boca” a esa persona odiada por mi y que me está mirando a escondidas. Además, el hecho de imaginarme que algún día me lo cruce por la calle (en la vida real) y me vea tan delgado y estupendo … Oooh, es algo que me pone cachondo.

Segundo truco: Mira esa comida como lo que realmente es, veneno para ti

consejo2Veneno para ti en todos los sentidos.

Es “veneno” porque ahora mismo no te interesa comerla, va a hacer que no pierdas grasa, que estés igual de pesado siempre, que seas torpe, que te cueste abrocharte los cordones de los zapatos …

Además, esa comida que ahora vas a “disfrutar” va a impedirte disfrutarla sin ningún remordimiento en un futuro. Va a alargar tu plan de adelgazamiento indefinidamente (algunos llevamos años así) y en definitiva, va a hacer que estés siempre en ese terrible círculo vicioso de adelgazar-pecar-engordar.

Tiene buena pinta esa hamburguesa nueva que ha sacado una famosa cadena de comida rápida, ¿verdad? Pues está hecha a propósito para que piques, para que te envenenes, para que la comas y siempre estés igual (subiendo de peso, bajando …). Es veneno. Métetelo en la cabeza. VENENO.

Vale, seguramente no te mate como el veneno convencional, pero ¿no es una forma de quitarte vida?

Tercer truco: Mírate en perspectiva y comprueba por ti mismo lo increíblemente patético que resulta

Para mi este es el truco más cruel, pero a su vez efectivo.

Debo confesar que en mis malos tiempos, y siempre en más de una ocasión, he parado en un Mc Auto para pedirme todo lo que mi instinto cerdil demandaba. Así pues, me pedía el típico menú, más algún extra, para comerlo todo ello en el coche, de mala manera, casi sin masticar.

Y esto es solo un ejemplo, pero seguro que a vosotros queridos lectores en algún momento os ha pasado algo así, ya sea en el coche, comiendo un menú de comida rápida, o en casa, con algún atracón de comida nada beneficiosa para ti.

En esos momentos, me gustaría que os viéseis en tercera persona, como si otro “yo” saliese de vuestro cuerpo y os viéseis a vosotros mismos en esa situación.

¿No es realmente patético y triste ver esa estampa? Sí, patético y TRISTE. Y ojo, sois vosotros quienes estáis protagonizando la escena!

Imagináos mi caso: Un gordaco con muchos kilos de sobrepeso, comiendo como un cerdo dentro de un coche, aparcado en un descampado para que nadie le vea. Comiendo a espaldas de su familia a la que tantas veces ha jurado y perjurado que iba a cuidarse, que iba a comer bien, que iba a hacer deporte … ¿No os da lástima?

¿Os sentís identificados con mi caso? Estoy SEGURO de que en alguna ocasión habéis vivido en primera persona algo así, ya sea comiendo fuera, o en vuestra propia casa cuando no hay nadie.

De verdad, imagináos la estampa. ¿Queréis pasar toda la vida de esa manera? ¿No os avergonzáis? Pues la próxima vez que tengáis tentación de hacer algo así, haced este ejercicio de veros en tercera persona, ya veréis cómo tiráis esa basura de comida, ese veneno, muy lejos, lejísimos.

En resumen

¿Llevas toda la vida a dieta sin resultados? ¿Sabes que tu problema reside en esos atracones que te das a escondidas?

A partir de ahora, vas a dejar de envenenarte. No vas a darle el placer a tu mayor enemigo de ver cómo te autodestruyes, y en los momentos de mayor debilidad, vas a mirarte en tercera persona para vencer a esa tentación que está surgiendo de ti.

Te aseguro que estos trucos psicológicos son el secreto para llevar un estilo de vida 100% saludable. Si los incorporas a tu vida diaria, vas a comenzar a ver resultados desde el primer día. Comenzarás a ver la comida desde otra perspectiva, y en definitiva, solo será cuestión de tiempo el conseguir ese cuerpo libre de grasas tan molestas y antisaludables! 😉

consejo 3

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0

27 Comments

  1. QUE BUEN POST; LUIS!!!!!! PERO QUE BUEN POST!!!! Es de estos a los que nos has mal acostumbrado…jajjajajajja!!!! Y lo del “instinto cerdil” me encantó!!! UN GENIO de la empatía!!!

    GRACIAS, se pone en práctica lo antes posible, claro que sí!!! jajjajajajajjaj!!!
    Saludos!

    • El instinto cerdil es algo que llevo conmigo desde que nací jajaja. Me alegro que te gustase Claudia 😀

  2. Luis, olvidaba preguntarte si conoces un aparato para medir la grasa que vas perdiendo durante la dieta, que se llama OMRON. Tengo entendido que ese aparato mide LA GRASA perdida, es diferente de una balanza, porque mide la GRASA independientemente de los líquidos. Qué opinión te merece? Vale la pena comprarlo??

    • Hola Claudia. Yo en su día compré uno parecido y la verdad es que, además de ser carísimo, tampoco te creas que me ayudó en mis avances. Prefiero guiarme por el espejo y por cómo me sienta la ropa, así que en tu caso no lo compraría.

  3. Exelentes consejos luis muy buenos a mi me sirve q cuando como a voy a comer algo indebido primero me pregunto lo voy a difrutar? Realmente tengo hambre? Y en varias ocasiones lo eh dejado a un lado. Q tal la pesa cuando actualizas el peso? 🙂

    • Un mide-rollos como yo le llamo. Estoy contigo Pako (se me había puesto el comentario en moderación por los enlaces).

  4. El mide-rollos es para michelines pequeños ¿no? Para los de un obeso no vale, no le caben en el aparato, necesita uno a manejar con grúa. 😀

  5. Luis eres el dios hecho en persona, puse tus consejos en práctica y está semana me he sentido mejor conmigo mismo, tengo 15 años peso 82kg y mido 1.60.

    He cambiado mis hábitos alimenticios y hago una dieta que me ha dado muy buenos resultados que es la de la avena, puse en práctica tus ejercicios para las piernas y me han adelgazado un poco pasé de usar pantalones casi apretados a holgados y eso te lo agradezco, dentro de pronto me apuntaré al gimnasio para ver resultados más rápido.

    Muchas Gracias por tus artículos y te deseo suerte en lograr tu meta de perder 50 kg, sé que lo lograrás.

    Saludos desde Venezuela

    • Muchas gracias Brian! Lo de dios hecho persona lo dejamos para Messi, pero te agradezco mucho tus palabras y me alegra saber que mis consejos te han ayudado a conseguir tus objetivos poco a poco.

      A seguir dándole duro y a ver resultados, que es lo importante! 😀

  6. Esta entrada me ha parecido muy muy buena. Gracias.

    Este es nuestro Luis!!! Sigue así!!! Te queremos.

    A pasar buen finde.

    Saluditos, Conchi.

  7. Luis, debo consultarte algo más, y tiene que ver con las bebidas. Siempre nos has dicho que hay que tratar de tomar al menos dos litros al día. Yo lo hago, pero parte de esos dos litros lo consumo en jugos ligh (sin azúcar, obvio) o dándole a las gaseosas también dietéticas. Me gusta. Ahora… he leído por allí que es un error, puesto que esos jugos y las gaseosas, aunque no tienen calorías, sí tienen mucho sodio y provocan la retención de líquidos, lo cual no nos permite bajar adecuadamente de peso. Ufff…y que hay que tomar agua de la canilla, puesto que hasta el agua mineral tiene una importante cantidad de sodio. O sea…¿no se puede ser felíz, digo, en la dieta, aunque sea con la ilusión de lo dulce de esas bebidas? El sodio nos jode? hay que tomar aguita de la canilla para hacer las cosas bien??? 🙁

    • No es preferible usar ese sodio en las comidas y cambiar el azucar de esas bebidas por… chocolate por ejemplo?

      Y hay que beber 2 litros de AGUA, en esos dos litros no se incluyen los demás líquidos.
      Suerte!

    • Claudia, ni caso. Es que va a llegar un día en el que solo nos vamos a tener que alimentar con pastillas y agua de lluvia. Si estás perdiendo peso sin problemas, toma los refrescos light que quieras 🙂

  8. Raúl, gracias por tu consejo, pero esas bebidas que menciono tienen edulcorante, no azúcar. Y en cuanto al sodio…me interesa saber si tomando bebidas dietéticas estoy de alguna manera complicando mi pérdida de peso, por tomar bebidas que contienen sodio y que me llevan a retener líquidos. Besos! 🙂

    • Particularmente Claudia, yo siempre tomo un par de refrescos al día, y sin ningún problema, sigo perdiendo peso 😀

  9. QUE BIEN ENCONTRAR A ALGUIEN COMO TÚ , QUE HABLA BIEN CLARITO SOBRE EL TEMA DE LA COMIDA…. UN ABRAZO Y SIGUE ASÍ…

  10. Me valen de mucho tus trucos. Llevas toda la razón. Yo aplico mi orgullo. Aunque me sobran pocos kilos, siempre apelo al orgullo… y cuando logro quitarme lo que me sobra me dicen los que me quieren que estoy guapísima, y las envidiosas se callan y las veo como me miran de reojo, cuando me pongo mis tacones y mis vestidos favoritos…

  11. Muy bueno Luis!!!

    Artículo tremendamente empático para la gente con problemas de ansiedad con la comida. Y todos los sufrimos, da igual que tengas más peso o menos… Al final todos queremos estar bien, vernos estupendos y cuidar nuestra salud.

    Así que creo que el post vale para todos.

    Además, está escrito de una manera muy amena.

    De verdad, enhorabuena y ya tienes a una seguidora más.

    Un saludo

Deja un comentario

Required fields are marked *.