Dolor de espalda por culpa de la obesidad y el sedentarismo

Recuerdo hace cosa de año y pico que me propuse seriamente perder peso. ¿Sabéis que pasó el mismo día que empecé? Que me agaché a por una simple hoja de papel y al incorporarme noté un fuerte pinchazo en la parte baja de la espalda que rápidamente recorrió parte de mis piernas hasta pararse a la altura de las rodillas.

Ese dolor de espalda que sufrí podría decir que fue de los peores de toda mi vida, hasta el punto que tuve que ir a urgencias como pude (creo que la primera vez en mi vida), donde me hicieron unas radiografías y me diagnosticaron una lumbociática aguda.

Este es uno de los muchos problemas que podemos tener las personas que realmente necesitamos perder peso. Todos esos kilos de más, unidos al sedentarismo, son extremadamente perjudiciales para nuestra espalda, y con el pasar de los años cada vez se va notando más.

Ya sea por problemas musculares, como las contracturas, o por problemas mecánicos, como las hernias discales, al final la obesidad te acaba pasando factura y es difícil que pase un día sin que realmente no te duela la espalda. Eso es lo que me ha pasado a mi, y lo peor de todo no es el dolor en si, es el miedo que llegas a tener al realizar cualquier tarea cotidiana del día a día, como agacharte a coger unas bolsas del suelo, abrocharte los zapatos, etc.

dolor de espalda

¿Qué hacer para que no te duela la espalda?

Yo he tenido épocas en las que realmente me ejercitaba como es debido y no recuerdo el estar constantemente fastidiado de la espalda, de hecho si me dolía algo, era algún músculo que había ejercitado y que sabía que iba a tener agujetas.

El ejercicio es fundamental para evitar los dolores de espalda, y me refiero a ejercicios de musculación, unidos a ejercicios de estiramientos.

Debemos desarrollar una musculatura en la zona de la espalda que esté acostumbrada al movimiento (para así evitar las contracturas musculares) y unos músculos abdominales y lumbares también fuertes para que sujeten convenientemente a la columbra vertebral.

A su vez, debemos incluir ejercicios de estiramientos para la espalda a diario. De esa forma haremos que el espacio intervertebral aumente en unos pocos milímetros, lo suficiente como para que en un movimiento determinado no haga pinza sobre un nervio y vuelvas a tener un episodio de lumbalgia o de ciática como me ha pasado a mi.

Existen ejercicios en el gimnasio que sirven para las dos cosas, como por ejemplo los jalones al pecho, donde en una máquina bajas una barra hasta la altura del pecho. En el movimiento de bajada, utilizas toda la musculatura de la espalda, y en el de subida se puede aprovechar ese contrapeso para estirar la columna (de hecho es una consecuencia involuntaria del ejercicio).

Consecuencias de no hacer ejercicio (y sé de lo que hablo)

Ahora mismo me encuentro bien, no me duele nada la espalda, y podría perfectamente olvidarme de todo este asunto y volver a mi vida anterior, simplemente teniendo cuidado en no realizar determinados esfuerzos y ya está.

Ahora bien, ¿qué es lo que me pasará si realmente sigo esta rutina? Pues que los músculos de mi espalda, lumbares y abdominales cada vez se irán atrofiando más y más, mi columna vertebral cada vez estará más perjudicada y es posible que me salgan más hernias de las que tengo (actualmente 2 hernias, una en la L4-L5 y otra en la L5-S1).

Con el pasar de los años, estaré muy asustado por cualquier movimiento que haga, pues las lumbalgias agudas habrán pasado a formar parte de mi vida cotidiana, incluso habré pasado por miles de médicos traumatólogos y quizás la única opción que tenga sea el operarme de alguna hernia que me esté dando la lata con todo lo que ello representa (operación, rehabilitación, etc).

Como no quiero que todo eso vuelva a ocurrirme (porque todos los que habéis pasado por un dolor de espalda así sabéis a lo que me refiero cuando digo que es algo que te incapacita terriblemente), tengo claro que el ejercicio es algo que ha pasado a formar parte de mi vida, y si tú también tienes un problema similar, piensa seriamente en todo lo que te estoy contando.

Dolor de espalda y gente que está en su peso

La obesidad sin duda es uno de los factores que agravan las lumbalgias y los dolores contínuos de espalda, pero ojo, puede ser que estés en un peso correcto y sufras de esas molestias.

Si es el caso, considera hacer deporte y llevar una vida mucho más activa. También te recomendaría que dos veces al día dedicases 30 segundos (de verdad que no hace falta más tiempo, no estoy exagerando) a estirar la espalda como es debido.

¿Quieres acabar con dolores de espalda constantes? ¿Quieres que la única solución a tu problema sea una operación de hernia discal? ¿Realmente quieres acabar así por no mover el culo 3 o 4 veces por semana en el gimnasio? Yo pienso que realmente es de tontos acabar así (y ojo, que yo he sido el primer tonto de todos!), por eso ponte en marcha y apúntate a hacer ejercicio. No esperes a que sea tarde !

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0

8 Comments

  1. asi, es el ejercicio a pasado hacer parte de mi vida, al igual que tu estoy eliminando de mi vida 50 kilos, y me siento muy feliz y entusiasmada haciendo ejercicio, ahora me pregunto Como pude perder tanto tiempo en sedentarismo? Que estaba pensando para castigar mi cuerpo de esa manera?, asi es bajare 50 kilos en un año es mi proposito y sigue para febrero de 2015, tendre mi peso.. Saludos

  2. amigoo tengoo casii los mismos problemas me duele la espalda con el peso mido 1.70 y estoy pesando 103 kilos ya me aburri de esto necesitoo adelgazar no se que hacer aparte que trabajo en un restaurant y veo comida todo el dia y no me keda tiempo para hacer ejercicios llego a mi casa agotado lo peor de todo es ke no tengo fuerza de voluntad y soy fumador yo creo ke el maldito cigarro no me deja hacer deporte corro un poco y siento ke mi pecho se me va a salir

    • Intenta hacer estiramientos de espalda para que tu columna se desencaje (mira el post sobre el pinzamiento lumbar). Luego solo te queda echarle voluntad al asunto y empezar con una dieta equilibrada (mira el post sobre la calculadora de calorías) y en tu caso podrías ir 2 o 3 veces a la semana al gimnasio.

      Te aseguro que vas a notar mucha mejoría en muy poco tiempo !

  3. Yo tengo sobrepeso y es cierto que me duele la espalda a menudo porque mi trabajo requiere que esté sentado en un ordenador muchas horas pero me va bien caminar con mi mujer, me ayuda a descansar la mente, estirar las piernas y hacer algo de ejercicio

    • Me alegro que salir a caminar te ayude para tu espalda. También te recomiendo hacer estiramientos, porque yo también paso muchas horas delante del pc y me viene de perlas.

Deja un comentario

Required fields are marked *.