Día 429 a 436: Muy orgulloso de cómo me he portado estos días

Por fin acabó la Semana Santa en España. Unos 4 días de vacaciones que se resumen en un par de cosas: Ver procesiones y comer comer comer.

Comer mona de pascua, comer torrijas, salir a cenar, o al campo un día de sol con la fiambrera debajo del brazo … En fin, un despropósito para los que queremos perder peso, pero puedo decir con la cabeza bien alta que no solo no he sucumbido a estos “placeres”, sino que además me he portado mejor que nunca, sabiendo compensar los pequeños excesos que haya podido cometer, y controlando mucho qué es lo que comía.

Pero ojo, esto no significa que no haya sabido disfrutar de la Semana Santa, todo lo contrario. De hecho, el viernes me fuí a comer a un pueblo de mi localidad, y la verdad es que me puse las botas, solo que para beber pues opté por la típica Coca Cola light, y del postre me olvidé (que con este par de cosas, te metes 1000 kcal sin darte ni cuenta). A la noche para compensar, pues me tomé un vaso de leche con una cucharadita de Cola Cao, y tan feliz !

Hoy martes, después de pasar estos días de fiesta, me siento más ligero que cuando comenzaron, y no tengo un “mal recuerdo” por no haber comido todo lo que quería, más bien al contrario, el hecho de haberme sacrificado un poco hizo que disfrutase más aún de esos días tan especiales, y encima hoy me siento estupendamente, ¿qué más se puede pedir?

Si tú has pecado en exceso, no te preocupes, de vez en cuando el cuerpo nos pide una excusa para saltarnos la dieta, pero piensa que ahora hay que portarse bien y realizar un acto de depuración para volver a estar en el peso que estábamos antes de que empezasen las vacaciones.

En resumen, si te has pasado, no te tortures y vuelve a la rutina de siempre, que no te sirva de excusa para abandonar la idea de obtener un cuerpo perfecto !

4 Comments

  1. Me alegra tu comportamiento y ojalá no te salgas de tu rumbo. Siempre estoy de este lado dándote estímulo. Pero de todas maneras…¡ay, soy una tonta, pero cómo extraño al Luis del año pasado, el cotidiano, describiendo sus comidas, apreciando las calorías y enseñándome a comer! Que vuelva pronto, por favor!!! Saludos 🙂

    • Tienes razón Claudia, estoy muy dejado en ese aspecto. Voy a reflexionar seriamente en volver a escribir todos los días, porque creo que me venía estupendamente (y a vosotros también !)

Deja un comentario

Required fields are marked *.