Día 350: Cambiando los horarios del gym (otra vez)

Muy buenas a todos!

Ayer domingo fué un día de reflexión por así decirlo. Apenas salí de casa como tenía previsto, y me dediqué a estar todo el día tumbado en el sofá, a mirar cosas por internet y poco más. Además, me quedé prácticamente todo el día solo y como no tenía ganas de cocinar, pues me alimenté a base de “tonterías” (que si un poco de jamón con pan, un trocito de queso, alguna fruta, etc).

Vamos, que no hice mucho caso a la dieta, pero os aseguro que no me excedí, sino que más bien me quedé corto. No es que sea lo más correcto, pero bueno, me apetecía llevar un día de los que yo llamo “modo perro” y así lo hice 😀

También pensé una cosa, y es algo que voy a empezar a hacer a partir de mañana. Hace unos días tomé la decisión de ir al gimnasio a primera hora (sobre las 7,30h). Es verdad que es muy cómodo porque terminas y luego tienes todo el día para ti, pero en los últimos días tengo la sensación de que voy como estresado. Llego al gimnasio y aunque mi propósito es hacer ejercicio tranquilamente y olvidarme de todo, la realidad es que empiezo a hacer los ejercicios deprisa con tal de acabar pronto y ponerme a trabajar.

Así pues, he decidido que voy a levantarme un poquito antes (concretamente a las 6), y voy a ponerme a trabajar de 6 a 12,30h. A esa hora sí que definitivamente voy a olvidarme de todo e iré al gimnasio a ejercitarme y a despejar un poco la mente después del trabajo

Y no solo eso. También me evitaré el frío que paso a las 7,30 de la mañana, que no es poco 😛

En fin, que ya os contaré qué tal me va con este cambio de horarios. Por lo pronto empezamos un lunes con una semana entera por delante para ponerse por fin en el peso que tenía antes de Navidades, así que a darlo todo !

Deja un comentario

Required fields are marked *.