Día 262: Un bocata de tortilla épico

Ayer quedé con un amigo que hacía tiempo que no veía para hablar de nuestras cosas. Como siempre pasa en estas situaciones, quedamos para irnos a almorzar.

En mi cabeza más o menos tenía claro lo que iba a pedir (un café con leche y media tostada con aceite). Así que a la hora del desayuno tomé un batido de proteínas y poco más con tal de “compensar” en ese almuerzo.

¿Qué pasó? Pues que entré al bar y allí estaba ella. Una hermosa tortilla de patatas casera, de esas gordas, recién hecha y que me miraba con una carita de pena a la cual no se le podía decir que no.

Así pues, “que le den por culo a la tostada” fué lo que pensé. Me pedí un bocadillo, el cual era enorme, y pedí al camarero dije que le echasen tomate por aquello de tomar verdura (y porque me gusta). Una coca cola zero para beber y un platito de aceitunas.

¿Y qué os puedo decir? Me comí ese bocadillo más agusto que nada. Creo que hacía tiempo que no disfrutaba tanto, y lo mejor de todo (para el que se eche las manos a la cabeza), es que lo hice sin remordimientos de conciencia porque sabía qué es lo que tenía que hacer el resto del día para que ese bocata no me pasase factura.

Leed mi menú y lo comprenderéis.

Menú

  • Desayuno: Café y batido de proteínas (150 kcal).
  • Almuerzo: Súper bocata orgásmico de tortilla de patatas (800 kcal).
  • Comida: (Os juro que no tenía ni una pizca de hambre). Plato de arroz blanco (400 kcal).
  • Merienda: (Seguía sin hambre) Yogur (100 kcal).
  • Cena: Lata de atún y tortilla francesa (300 kcal).

Total del día = 1750 kcal.

¿Véis? Incluso comí menos de lo recomendado. Lo mejor de todo es que pasé el día estupendamente gracias a ese bocata (en el sentido de que es algo “diferente” y me ayuda a seguir adelante y romper la monotonía).

Y conforme me lo comía pensaba “de esto tengo que hablar mañana en el blog”. Así que ¿qué más puedo pedir? 🙂

7 Comments

    • Bueno, seguramente otra cosa habría sido mejor, pero no soy de las personas que piensan aquello de “X huevos a la semana” 😀

  1. Llevo un tiempo siguiendo tu blog y por lo que veo, te estas dejando. No soy nadie para juzgar las acciones de nadie, pero sí te relees tus últimas entradas, sólo haces que justificar los saltos en la “dieta” que sigues.
    Tampoco creo que sean buenos consejos, sabes tan bien como yo, por eso de estar gordos y haber hecho tantas dietas, que el tema no esta en saltarte las normas y comer algo calórico, el tema está en el autocontrol y en la actitud la cual se ve completamente mermada al haber vuelto a recaer en esta adicción que es el disfrutar con la comida.
    Espero que no te ofendas pero ya llevaba varias entradas tuyas pensándolo. Un saludo.

    • Hola Mario,

      por supuesto que no me ofendo con tu comentario!

      Ahora que lo dices, sí que es verdad que llevo una mala temporada, pero es que no me importa! Es decir, yo desde siempre he defendido que en momentos que realmente merezcan la pena, si hay que saltarse la dieta pues se salta, pero que después en casa hay que seguir con el plan, ir al gimnasio, etc.

      Llevo unos días que se me han juntado unos cuantos actos sociales y los he disfrutado. Ahora no tengo nada más a la vista, así que ahí estoy contando calorías y reponiéndome de esos excesos. La cuestión es que no quiero justificar nada, sino expresar cómo afronto estos actos sociales sin tener ningún sentimiento de culpa (espero haberme explicado).

      Saludos Mario !

  2. Bueno,

    Mario me ha leído el pensamiento…… Estos últimos 7 días estás un poco descontrolado. Ya sabes que una comida tan calórica en una sola toma (que además no coincide con una comida principal) no es lo mejor….. Luego para comer solo hidratos y para cenar sólo proteínas…..buff un poco torcido el día de ayer para mi gusto…

    Por ejemplo, ves los turrones y estás sufriendo por no poder comerlos….. Yo cuando veo ese tipoo de cosas pienso inmediatamente en algo alternativo sano y similar de rico y ya…… Jejejeje. Cierto es que esa actitud lleva tiempo en cambiarla pero se puede conseguir….

    Ese bocata debería ser la comida trampa de toda la semana, jejejeje.

    Todo esto lo digo desde el cariño, espero que no te moleste…

    Saludos!

Deja un comentario

Required fields are marked *.