Día 173: Báscula comprada

Antes de nada, comentar que ya he publicado un pequeño post donde os explico mi experiencia con Pronokal, por si alguien tiene curiosidad en saber sobre qué trata esta dieta y los resultados que obtuve en el pasado.

El otro día os comentaba que la báscula reventó (o la reventé, como queráis verlo). Pensaba que era cosa de la pila pero no, las cambié y seguía sin funcionar, así que me he hecho con un peso nuevo, el cual no pienso estrenar hasta el sábado.

Este sábado he quedado a cenar con unos amigos, lo que se llama una “cena sobaquera” donde cada uno lleva alguna cosa para cenar. Voy a hacer unos sándwiches vegetales, que tienen muy pocas calorías y de esa manera evito cenar más de lo que realmente necesito.

Ya empieza a haber ganas de pegarme un día libre de esos en los que comes todo aquello que te da la gana, pero por ahora voy a ir aguantando la tentación. Quizás en agosto me dé un día libre, que no recuerdo ya la última vez que pequé 😀

Menú

  • Desayuno: Café con leche y galletas (300 kcal).
  • Almuerzo: Bocadillo de jamón de York (400 kcal).
  • Comida: Arroz blanco (400 kcal), con huevo frito (300 kcal) y una cucharada de tomate frito (100 kcal). Vamos, lo que viene siendo arroz a la cubana.
  • Merienda: Fruta (100 kcal).
  • Cena: Lomo de cerdo a la plancha (300 kcal), loncha de queso (100 kcal) y pequeña ensalada.

Total del día = 2000 kcal.

Deja un comentario

Required fields are marked *.