Día 123: Recuperado y con el hambre de un mamut

Después de estos días tontos, me encuentro muchísimo mejor. La fiebre ha remitido y la garganta va a mejor. ¿Y cómo sé que estoy bueno? Pues porque tengo más hambre que el perro de un afilaor.

Hoy por fin ya he comido cosas más normales. Tengo ganas de que llegue el sábado porque me noto más ligero, así que espero dar el pelotazo, todo se verá.

Por cierto, si miráis al lateral de este blog, veréis un apartado que pone Seoveinte. Es un concurso en el que estoy participando, así que no le déis mayor importancia. Aprovechando que voy a mezclar trabajo y diversión (para mi este blog es una diversión, aunque me cuesta mucho trabajo) voy a empezar a hablaros un poquito más sobre mi y a lo que me dedico. A lo mejor al principio os suena todo a chino, pero igual puedo echar una mano a alguien a ganarse unos eurillos (tranquilos que no os voy a vender nada).

Menú

  • Desayuno: Café con leche y un par de galletas de avena.
  • Almuerzo: Yogur y un par de nueces.
  • Comida: Olleta (guiso de arroz con verduras).
  • Merienda: Manzana.
  • Cena: Ensalada completa y pechuga de pollo.

2 Comments

Deja un comentario

Required fields are marked *.