Día 108: Probando la cáscara sagrada

No sé si os pasa a vosotros, pero cuando me pongo a dieta tiendo a estreñirme bastante.

Aunque es verdad que tomo bastante verdura para que todo funcione perfectamente, al consumir mayor cantidad de proteínas y menor cantidad de comida, al final la expulsión de Satán matutina tiende a costarme más cada día, por lo que he investigado un poco y he decidido probar la cáscara sagrada.

Son unas simples pastillas que debes tomar después de comer y de cenar (una en cada comida), y están compuestas de un extracto de una planta.

La realidad es que ya sé porqué se le llama “sagrada”, y es que esta mañana he tenido que rezar dos padres nuestros y 3 ave marías para que aquello se cortase, así que os puedo asegurar que funciona a las mil maravillas.

Yo por si acaso tomé solamente una pastilla a la cena, y menos mal que así fue porque de lo contrario creo que hoy no quedaría de mí.

Menú

  • Desayuno: Café con leche y dos galletas de avena.
  • Almuerzo: Manzana.
  • Almuerzo 2: 100 gramos de lomo de cerdo.
  • Comida: Hervido de patata y judías y pechuga a la plancha.
  • Merienda: Yogur.
  • Cena: Gazpacho (el de verduras) y hamburguesa a la plancha.

Ejercicio

  • Media hora de pesas y media hora de ejercicio aeróbico.

1 Comment

  1. A mí para el estreñimiento me funciona muy bien el magnesio, son simplemente unos polvitos blancos que se diluyen en agua y se beben antes de ir a la cama (no saben a nada y además un bote grande de magnesio es bastante barato), pero me animaré a probar la cáscara sagrada esta para variar.

Deja un comentario

Required fields are marked *.