Día 105 y 106: A tope de motivación y unas cuantas reflexiones

Ya está bien de tanta tontería.

¿Qué no he perdido peso en estas últimas semanas? Vale. ¿Qué podría haber llevado una mejor dieta? Pues también es verdad.

Este fin de semana me lo he tomado para reflexionar sobre los motivos que me hicieron abrir esta página, ¿y sabéis cuáles eran los principales?

No se trataba de perder 50 kilos. No se trataba de crear un blog con muchas visitas, ni tampoco de recibir elogios por el reto que quería hacer.

Los pilares fundamentales de este blog eran (y siguen siendo) dos:

  • La sinceridad conmigo mismo (y por lo tanto también con vosotros).
  • El no tirar la toalla, pase lo que pase.

Lo que me ha hecho cambiar mi forma de ver las cosas

Todas las mañanas me pasa lo mismo. Me levanto pronto, escribo el menú del día anterior, preparo un artículo sobre lo que se me ocurra y creo un dibujito. Publico todo a una hora más o menos temprana y luego me voy pasando a revisar los comentarios.

Lo estoy tomando como una rutina más de mi trabajo, y creo que estoy cometiendo un error muy grande.

Hasta ahora, digamos que no era muy consciente de lo que significa este blog, no para mí, sino para mucha gente que entra aquí y LEE lo que escribo. Sí, debe parecer una tontería, pero desde que abrí el blog ya tengo un número considerable de lectores recurrentes, lo que me hace pensar que se sienten identificados con el mismo problema que tengo yo.

Si yo tengo la suerte de poder tener este blog para expresar mis ideas y mis avances (o tropiezos), también debería tener la obligación de ser una persona ejemplar, que con mis actos pueda demostrar que si un gordo como yo puede lograr su sueño, cualquiera en mi misma situación también puede conseguirlo. Es una sensación que no tengo ahora mismo, y sinceramente me siento culpable por ello.

Escribo esto el 12 de Mayo de 2014. Este día va a ser el punto de inflexión de este blog, pues cada vez que sienta la necesidad de quedarme tumbado en el sofá o cada vez que tenga ganas de comer una hamburguesa, voy a pensar en toda la gente que me visita a diario y que realmente tiene un gran problema psicológico o físico debido a su peso.

A partir de hoy no voy a pensar en este blog como una parte más de mi trabajo, sino como una parte de mi vida, una parte de mi vida que voy a exponer públicamente y que además voy a intentar que sea de ejemplo (y al decir esto, vuelvo a sentir vergüenza).

Mi intención en un principio era ayudarme a mi mismo, pero esto está tomando otro color y creo que va siendo hora de cambiar la percepción inicial de este proyecto.

Así pues, recomienzo mi hazaña con mucha ilusión. Si en algún momento os habéis sentido defraudados por mí, lo siento mucho. Solo deciros que voy a poner toda la carne en el asador para que cuando llegue finales de Enero pueda haber conseguido mi objetivo de 50 kilos menos, y lo que es más importante, que vosotros os sintáis orgullosos de haber seguido a un gordaco como yo desde los comienzos 😀

Nos vemos por aquí, ¿no?

8 Comments

  1. mucho ánimo, me parece muy interesante tu blog y yo también estoy en tu misma lucha, comparto tus planteamientos, dudas y debilidades ( y fortalezas)

      • me gusta el tono de tu blog, yo partí de menos peso, y estoy en bajada también, y se agradece leer como no hay una línea continua, como a veces las subidas de peso llegan, a veces caemos en “tentaciones” (“sólo por hoy”….) y, claro, muchas veces el peso o, mejor dicho, el volumen baja y se nota en la ropa que antes no entraba ni a la de 3 y ahora sí que cabe, ese es un gran triunfo

  2. Yo también te apoyo, shur. A veces no comento porque no tengo tiempo -o no me vienen gilipolleces- pero supongo que controlas tus visitas… y te leo todos los días. A veces digo “Ok” -me parece interesante pero no me pica demasiado- y otros me encantan, sobre todo con cosas de alimentación… aunque avisas que no eres experto (que bien haces en avisar) y tal y tal, pero que de la experiencia se aprende. Yo te leo porque, sin llegar a haberme obsesionado, sí que andaba en otras épocas muy preocupado (lo máximo que me habrán sobrado en mi vida son 20 hace unos 3 años o así [tengo 23]). Ahora básicamente si me quito unos 3 kgs y desarrollarme algo físicamente, ya estaría contento físicamente y de salud, porque cuando me quité todos esos kgs poco a poco (controlando la alimentación; vamos, comiendo bien… y caminando unas 5 horas diarias… además de ejercicios caseros), se nota en la salud (respiras bien, p. ej., por no ponerme a enumerar cosas a la larga y adiós al dolor de espalda debido a la bariga). Cuando hago mis HIIT (hago uno de 20 min. de youtube) se me marcan abdominales y demás músculos pero es demigrante que cuando no hago ejercicio todavía hay lorcillas…
    Cuídate y muy bonitas las últimas entradas de “desarrollo personal”.

    • Gracias shur rotónico. ¿Has probado a hacer pesas en un gimnasio? Seguro que así perderías esos kilos que dices y empezarías poco a poco a marcar materia de la buena 😀

Deja un comentario

Required fields are marked *.