No pierdas peso, pierde grasa

Tenemos la costumbre de decir que nos hemos puesto a dieta para “adelgazar” o para “perder peso”. Hoy quiero hablaros de algo de lo que yo mismo peco muchas veces, y de lo que creo que es la clave para tener una salud excelente y un cuerpo de 10 durante muchos años.

Quizás esta forma de expresarnos no sea del todo incorrecta, pero quiero ir un poco más allá y explicaros que tenemos que centrarnos en “perder grasa” más que en, simplemente, “adelgazar”. Y también es bueno que sepamos que este método es un poco más frustrante que el clásico, pues los resultados en la báscula pueden ser más suaves, pero los resultados en el espejo (que es donde nos tendremos que fijar), son mucho más claros y devastadores.

Es decir, si nos centramos en “adelgazar” podemos perder (por poner un ejemplo) 1 kilo por semana, mientras que si nos centramos en la pérdida de grasa, a lo mejor la báscula puede decirnos que hemos perdido “solo” 700 gramos. Ahora bien, estaremos seguros que ha sido grasa, y no musculatura, lo que hemos quemado, algo importantísimo si queremos preservar la salud por mucho tiempo.

Como sabéis, los sábados me peso y pongo los resultados por aquí. Con este artículo estoy contradiciendo la “esencia” de este blog, pero creo que es algo que debía contar para que todo el mundo cambie un poco el chip, como lo hice yo en su momento.

perder grasa y peso

¿Por qué perder grasa y no músculo?

Si hay algo que tienes que intentar cuidar, es la musculatura que ahora mismo posees.

La musculatura tiene la ventaja de que hace quemar calorías, pues se trata de un tejido “vivo” y que necesita nutrirse, no es como la grasa que “está ahí” y simplemente nos molesta. La musculatura, además de hacernos más fuertes y servirnos para encontrarnos bien con nosotros mismos, hace que la ropa te quede bien, que tu cuerpo queme calorías mucho más eficazmente y, en definitiva, que puedas disfrutar de un buen cuerpo y de salud por mucho tiempo.

¿Cómo hacemos para no perder músculo y perder solamente grasa?

En primer lugar, y bajo mi punto de vista, lo primero que debemos planear es una buena dieta, donde abunden las proteínas y demás nutrientes necesarios, y que nos olvidemos de pesar los alimentos.

El segundo paso es comenzar a hacer deporte, pero un deporte que de verdad estimule la generación (o mantenimiento) de la musculatura. Me estoy refiriendo a las pesas, así que deberás apuntarte a un gimnasio. Olvídate de dar largos paseos cuando cae la tarde. Esto viene bien como complemento, pero no es un deporte que estimule a la musculatura como deseamos.

Atención si eres mujer

Si estás leyendo esto y eres mujer, quiero hacerte una pequeña advertencia.

Quizás estés poniendo mala cara si lees que debes hacer pesas, porque en el fondo estás pensando que vas a ponerte muy ancha y con aspecto masculino. Este es un error muy común y en el que caen numerosas mujeres, entre ellas tú.

Para generar músculo, debemos seguir una dieta muy estricta, además de un plan de entrenamiento duro. No pienses que, por ir dos o tres días a la semana al gimnasio vas a ponerte hecha una bestia, y que tus rasgos femeninos se van a ver comprometidos.

¿Qué pasará a largo plazo? Pues que efectivamente ganarás algo de musculatura, verás que tus brazos están más fuertes y que tus piernas son más esbeltas. A su vez, comprobarás que te encuentras mucho más estilizada por la pérdida de grasa que todo esto conlleva (aunque la báscula no se mueva demasiado) y en general te encontrarás mucho mejor con tu físico.

Creeme, las mujeres que realmente se han aficionado a hacer ejercicios de musculación están muy contentas con ello y son mucho más femeninas y “bonitas” que antes. No dudes en probarlo.

Beneficios a medio/largo plazo

He puesto arriba unos cuantos beneficios que se obtendrán al cabo de un tiempo, pero quiero ampliar más esta información. Lo sé de primera mano porque yo tuve una temporada en el que era un amante de las pesas y del buen comer, hasta que empecé a descuidarme.

  • Las cosas te quedan mejor: Cualquier ropa que te pongas te quedará mucho mejor si tienes algo de musculatura.
  • Podrás comer más sin engordar: Esta es una de las ventajas que obtendrás si de verdad te aficionas al gimnasio. Cuando hagas una comida extra, podrás comer la misma cantidad y realmente te “engordará” mucho menos que antes. Al tener mayor cantidad de músculos (y al tener tu metabolismo acelerado por el ejercicio) todas esas calorías extras se aprovecharán mucho mejor y se quemarán antes.
  • Dolor de espalda y de rodillas: Todos esos dolores de espalda y de rodillas que ahora sufres por tu sedentarismo y mala alimentación desaparecerán. El ejercicio hará que tu espalda se mantenga fuerte, y la pérdida de peso, unido al aumento de la musculatura de cuádriceps y femoral, hará que tus rodillas tengan que soportar menor peso.
  • Confianza en ti mismo: En muchas situaciones de la vida cotidiana te encontrarás con confianza en tu capacidad física. Puede ser cualquier cosa que se te pase por la cabeza, incluso la más insignificante, como atarse los zapatos (ahora a mi me cuesta hacerlo, pero dentro de poco lo haré sin problemas).

La manía de cuantificar las cosas

Pienso que pesarse una vez por semana está bien, pero lo que diga la báscula hay que hacerle caso relativamente.

Si comes como es debido (recordar el artículo sobre la alimentación saludable), y haces ejercicio todos los días (haciendo 3 o 4 sesiones de pesas por semana), créeme que vas a verte mucho mejor de una semana para otra, aunque la báscula tienda a decir que la pérdida de peso ha sido pequeña.

En mi caso en particular, tengo un sobrepeso muy grande, lo cual hace que perder peso sea relativamente fácil para mí (de ahí lo de un kilo por semana), pero si tienes un sobrepeso más moderado, o eres una mujer a la que le sobran unos kilitos, no debes obsesionarte con alcanzar una cifra todas las semanas. Yo te recomendaría que adquirieses unos hábitos saludables como los que he comentado infinidad de veces en el blog, haz ejercicio y mídete con una cinta métrica (y si tienes la posibilidad de medir tu porcentaje de grasa, muchísimo mejor).

Verás cómo con el tiempo te olvidarás de lo que dice la báscula y te sentirás mucho mejor contigo mismo. Lo que dice el peso puede servirnos de referencia, pero realmente el espejo es el que más claro habla !

Share on Google+4Tweet about this on TwitterShare on Facebook0

6 Comments

  1. Buenas, he estado leyendo tu blog pero me parece mejor si pones fotos.Esto de los muñequitos esta muy bien para hacerlo divertido pero honestamente no inspira nada.Espero tomes en cuenta mi sugerencia.

    saludos.

    • Hola Joel. Gracias por tu consejo. La verdad es que en muchos posts combino las dos cosas (dibujo y fotos), y no sé, lo hago para darle un toque diferente a todo esto 😀

    • En casa no puede hacerse, tendrías que utilizar una báscula de bioimpedancia. En las farmacias suele haber muchas veces.

  2. jose luis gonzalez herrera septiembre 19, 2015 at 1:06 pm Reply

    tengo 61 años fui deportista en mi juventud y ahora he vuelto al gimnasio a ver se me quito estos kilos que me sobran. volvi y estoy haciendo esas series que tu recominedas y que efectivamente me guia la monitoria, pero he engordado casi 2 kgs en la primera semana y eso que me doy mucha caña.

Deja un comentario

Required fields are marked *.