Dieta antiinflamatoria: Siéntete bien en pocos días

¿Nunca has oído hablar de la dieta antiinflamatoria? Que el nombre no te asuste, porque parece que nos tengamos que tomar cada día un ibuprofeno, pero no es así.

Veréis, yo siempre he tenido una pequeña teoría, que he ido elaborando por mi cuenta tras muchos años de observación, y por lo que he podido comprobar más adelante por internet, no soy la única persona a la que le pasa algo así.

Quisiera decir que la información que aquí voy a exponer es una apreciación personal, y que es probable que a ti no te ocurra nada de lo que voy a comentar, pero creedme cuando os digo que voy a ser totalmente sincero en este artículo y a lo mejor puedes sentirte identificado en muchas de las cosas que expongo.

En alguna ocasión, me he dado cuenta que los hidratos de carbono no me sientan bien, siempre y cuando hablemos de los hidratos de carbono refinados, que son los de la pasta, el arroz, pan, dulces, pasteles, etc.

Cuando los consumo, y creedme que lo hacía mucho (a excepción de los dulces), me llegaba a sentir realmente mal, como pesado, hinchado, con una sensación de cansancio contínua … Como os digo, es algo que llevo notando desde hace muchos años, pero pensaba que eran tonterías mías, que por alguna otra razón me encontraba cansado, como no haber dormido bien y cosas así, pero estaba bien equivocado.

comic dieta antiinflamatoria

Mi experiencia con la dieta antiinflamatoria

Hace unos años, sin yo quererlo, diseñé una dieta que contenía todos los consejos que hay que seguir para hacer la dieta antiinflamatoria al detalle. Estos consejos eran algo muy sencillo:

  • Reducir al máximo los hidratos de carbono malos (los refinados).
  • Hacer ejercicio cada día.

Así pues, mi alimentación diaria se componía de:

  • Batidos de proteínas.
  • Lácteos.
  • Todo tipo de proteínas magras (carne, pescado, huevos …).
  • Grasas buenas (aceite de oliva, pescados con omega 3 …).
  • Frutos secos sin procesar (nueces casi siempre).
  • Frutas y verduras.
  • Hidratos de carbono integrales (en pequeña proporción).
  • Legumbres.

Como véis, un abanico muy grande de alimentos que realmente nos ayudan a poder diseñarnos un menú que nos guste, y lo que es mejor, ya que los alimentos son muy bajos en calorías, casí que me tenía que olvidar de contarlas y podía comer aquellas cantidades que se me antojasen.

Compaginarla con el día a día

Aún así, en algunas ocasiones es difícil compaginar esta dieta antiinflamatoria con el día a día, me explico.

A veces pueden invitarte a comer, o simplemente en casa puede haber un plato que está prohibido en esta dieta, pues bien, no hay que hacerle ascos y se puede consumir sin mayores problemas, solo que en mi caso me ponía algunas restricciones.

Por ejemplo, si comíamos paella, pues me echaba una buena cantidad de pollo y de verduras al plato con tal de contrarrestar los efectos “nocivos” del arroz. Por supuesto me plantaba ahí y no comía más hidratos de carbono, como podía ser pan.

Es decir, cuando no podía controlar lo que comía por la razón que fuese, lo ingería sin mayores sentimientos de culpa. Durante la semana hay muchas comidas, y por una que hagas mal no va a ocurrir nada malo (siempre dentro de unas limitaciones obviamente).

Paralelismos de la dieta antiinflamatoria con la dieta que llevo hoy en día

Los que seguís mi diario de alimentación desde hace tiempo veréis que como hidratos como la pasta y el arroz, pero sabéis que me he prohibido el pan en mi dieta.

¿Qué es lo que me ha pasado? Pues desde que tomé esa decisión, he comenzado a perder peso a un ritmo muy bueno. Es verdad que he tenido mis altibajos, pero en general estoy muy contento con los resultados, y todo eso tomando una decisión muy simple.

Se puede decir que hoy en día estoy llevando una dieta muy parecido a la dieta antiinflamatoria, con la excepción de que a la hora de comer no me siento culpable si como hidratos refinados en una cantidad bastante abundante. Creo que he encontrado un equilibrio que me está ayudando a perder peso y a no tener que calentarme la cabeza demasiado.

Al prohibirme el resto del día la ingesta de hidratos refinados, me siento estupendamente conmigo mismo, y a la hora de comer puedo levantar un poco el pie del freno sin problemas.

Mis conclusiones

Sin duda alguna, si notas que los hidratos de carbono refinados te sientan mal (desde hinchazón hasta cansancio), te animo a que pruebes este régimen, o más que régimen, forma de comer diferente.

En el pasado comprobé en mis propias carnes que la dieta sienta de maravilla. Es una alimentación basada en alimentos realmente sanos y nutritivos, por lo que en muy poco tiempo vas a verte lleno de energía, totalmente depurado y ágil.

Parece que al ponerle un nombre (“dieta antiinflamatoria”), ya estamos entrando en el campo de las dietas milagrosas. Llámalo como quieras, yo lo que sé es que esa combinación de alimentos son los que me hacen sentir bien y los que me hacen perder peso, así que en vez de ponerle un nombre llamativo, lo que tenemos que hacer es probar a alimentarnos durante una temporada con ellos y comprobar los resultados que vamos a obtener. Os aseguro que váis a asombraros.

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0

10 Comments

  1. jajaja, es todo de broma shur, en el foro si qe te dan caña de la buena capitan legaña jajaja, pero soy el primero que quiero que consigas perder los 50kg y vivas de lujo de verdad 🙂

    • Ya lo sé hombre, si sé que me tienes cariño. Cuando logre mi objetivo te voy a dedicar un fototetas (si es que me quedan).

  2. Por curiosidad, tú qué has estudiado? Sé que nada de nutrición y dietética o medicina, lo dejas claro, pero soy una cotilla.
    ¿Algún consejo para anémicos? Pastis de hierro aparte.

    • Pues me quedé a unas asignaturas de terminar ingeniería técnica de telecomunicación. Espero retomarla algún día, pero la verdad es que por ahora ningunas ganas 🙂

      Cuando era joven tuve anemia (falta de hierro) y tuve que medicarme. Me curé del todo cuando empecé a comer de todo (antes mi alimentación era una auténtica basura), pero vamos, que pienso que para estos casos mejor preguntar a un médico que te oriente adecuadamente.

  3. Me dio varias pastillas, pero cada mes (you know) me volvía a bajar. Me dijo que tomase anticonceptivos y ya se empezó a liar todo muchísimo, pero estoy medio muerta con el calor, bajadas de tensión, desmayos.. Y ya no sé qué hacer u_u

    • La verdad es que las mujeres tenéis un problema con lo de cada mes. Y lo de las bajadas de tensión y los mareos te entiendo muy bien, porque a mi me pasa algo parecido, pero lo que intento hacer es no prestarles demasiada atención y seguir con mis cosas. Sabiendo que es eso y no otra cosa peor opto por no preocuparme.

  4. Lo que tu dices es una maravilla yo sin querer comencé hacerlo por los síntomas de artritis,todavia no puedo dejarlo el café con la dos tostadas de la mañana,que bien que lo explicas y lo bueno que eres por dar esta información

    • Por comerte ese par de tostadas no te va a pasar nada Carlos! Puedes hacerlo sin problemas.

      Y muchas gracias por las palabras que me has dedicado amigo. Mucho ánimo !

Deja un comentario

Required fields are marked *.