Deportes para el pinzamiento lumbar

¿Estás recuperándote de un pinzamiento lumbar y no quieres que nunca más te ocurra? La verdad es que esos pinzamientos son muy dolorosos e incapacitantes, por eso es muy importante conocer qué deportes pueden disminuir las posibilidades de que esta situación vuelva a pasar. Te recomendamos que visites el artículo sobre el pinzamiento lumbar que escribí hace unos meses, de esa manera podrás aclarar muchas dudas.

El pinzamiento lumbar (también llamado ciática o lumbalgia) es un malestar que, si llevamos la rutina correcta, casi que nos podemos olvidar de él y podremos llevar una vida totalmente normal una vez recuperados del dolor que causa.

Si padeces de hernias discales (o protusiones como les llaman ahora), créeme que te compadezco y te entiendo a la perfección. Yo tengo dos de ellas (L4-L5 y L5-S1), y en dos ocasiones me he quedado “enganchado”, con el terrible dolor que ello conlleva. Ahora bien, desde que hago ejercicio, estoy infinitamente mejor de la espalda, por eso quiero recomendarte estas indicaciones.

Lo principal: Hacer deporte

Si hay algo que tienes que meterte en la cabeza para que esto no te ocurra más es que debes ejercitar convenientemente los músculos abdominales y lumbares. Estos músculos deben ser lo suficientemente fuertes y de esa manera “aguantará” el peso de la columna vertebral y de la parte superior del tronco.

Además, también es muy importante hacer ejercicios de estiramiento que descongestionen la espalda (generalmente la parte baja de la espalda que es donde se dan la mayoría de los pinzamientos lumbares).

lumbares sanas

Con esos estiramientos adecuados y la espalda y abdominales fuertes, podremos olvidarnos de ese problema de espalda casi al completo, y no sentiremos pánico cada vez que tengamos que agacharnos a coger algo del suelo.

¿Cuáles son los mejores deportes para el pinzamiento?

Existen multitud de deportes con los que podemos reforzar la espalda y a su vez estirarla. De todas maneras, para que no tengas que buscar más por internet, vamos a darte los mejores deportes que puedes hacer y una breve explicación.

Natación

Con la natación, se ejercita muchísimo la espalda y las abdominales, de hecho es el deporte donde muscularás mucho más rápido.

Además, si sabes nadar bien, la espalda se podrá estirar como debe, disminuyendo de esa manera la probabilidad de que padezcas otra lumbalgia.

Por si fuera poco, el movimiento natural del agua de la piscina realiza ligeros masajes por la musculatura de tu cuerpo (incluida la parte baja de la espalda) y esto es muy beneficioso para relajar toda esa zona contracturada. Sin duda alguna, la realización de natación es uno de los mejores deportes contra el pinzamiento lumbar.

Pilates

Como decíamos anteriormente, hay que reforzar la musculatura que sostiene a la columna vertebral y que de esa manera no volvamos a sufrir los terribles dolores de los pinzamientos lumbares.

Con Pilates no solo lograremos esto, sino que además reforzaremos profundamente la musculatura. Esto es importante saberlo, ya que los ejercicios de respiración que nos van a enseñar y los movimientos específicos son de lo mejor si no quieres apuntarte a natación.

Además, en Pilates también realizarás numerosos ejercicios que están destinados al estiramiento de la columna vertebral, lo que hará que aumentes el espacio intervertebral y toda la columna se descontracture y adquiera más flexibilidad.

Ahora bien, si quieres hacer Pilates, apúntante a un sitio donde se den esas clases específicas y que un buen profesional te asesore convenientemente. Quizás sea algo costoso y tengas que desembolsar un dinero cada mes, pero merece mucho la pena.

pinzamiento piscina y lumbares

Ejercicios en el gimnasio

Si la opción más cómoda para ti es hacer ejercicio en un gimnasio (bien porque lo tienes cerca de casa, bien porque es la opción más barata), puedes pedir asesoramiento a algún monitor que trabaje en él.

Seguramente te recomienden ejercicios en el suelo y máquinas que están destinadas a la musculación, pero que las utilizarás para estirar la columna vertebral. De las tres opciones, quizás sea la que más a corto plazo no obtengas mejores resultados, pero sí que es verdad que una vez pasados los primeros días y lleves una buena rutina, podrás ejercitar otros muchos músculos en los aparatos del gimnasio que son los ideales para adelgazar y para mantenerse en forma.

Resumiendo: Si estás sufriendo los dolores de un pinzamiento lumbar, no te preocupes y date tiempo. Sé paciente porque más pronto que tarde vas a recuperarte plenamente y no sentirás esas molestias. Debes diseñar un plan de ejercicios que se adapte a tus gustos y no saltártelo nunca. Con una musculatura convenientemente desarrollada y una columna descontracturada disminuirás considerablemente las probabilidades de que esto te vuelva a ocurrir y podrás llevar una vida normal sin mayores inconvenientes.

Share on Google+0Tweet about this on Twitter2Share on Facebook2

6 Comments

  1. Muchas gracias!! Hace poco te leo y me ha gustado mucho este artículo porque yo desde hace un año que padezco de lumbociatica. Te sigo por instagram, soy sweet_miri23_fitness ;)

  2. Hacerle a la gente entender a la gente en general que haciendo ejercicio y natacion los dolores de espaldan desaparecen en un 80% es como harar en el mar como dijo simon bolivar, por eso las piscinas estan llenos de personas de la tercera edad que van no porque les gusta mojarse sino porque con media hora de natacion se sienten bien y sin dolores por el resto del dia, te felicito excelente tema, y gracias por el mail, yo soy tu fans, sigue adelante, aunque no pierdas un kilo por semana, lo importante que pones todo de tu parte y te felicito poco a poco estas incorporando alimentos sanos y bajos en,calorias como la fruta y mis amadas verdurillas

  3. hola, quiero saber como desaparecer un poco los dolores.. tengo pinzamiento lumbar y me eh inyectado diclofenac mas b12 mas otra cosita qe no recuerdo en este momento… pero el dolor sigue.. quiero empezar natacion,. pero el dolor me impide a comenzar.. desde ya muchas gracias

    • Seguir el tratamiento y tener mucha paciencia Lucas. Hace un par de años tuve un episodio así y estuve un par de meses con dolores. Afortunadamente día a día iba mejorando, pero hay que tener calma y prepararse para que no te vuelva a ocurrir más.

      Ánimo !

Deja un comentario

Required fields are marked *.