Cómo no engordar en Navidades (disfrutando de ellas)

Se acercan unas fechas peligrosísimas para los que estamos a dieta: Las Navidades.

Son unos días donde parece que es una obligación comer hasta reventar, donde debes quedar con toda la gente conocida para celebrarlo, donde los restaurantes se llenan de cenas de empresa … En definitiva, unas fechas muy peligrosas que pueden perjudicarnos mucho, no por el hecho de comer mucho en determinados días, sino porque nuestra cabeza puede hacer ese fatídico “click” y abandonemos la dieta.

Yo tengo clara una cosa, y es que lo más difícil es empezar una buena rutina de alimentación y de ejercicio. Una vez que llevas un par de semanas haciéndolo bien, todo lo ves como lo más natural del mundo y esa sensación de estar sacrificándote casi desaparece (a excepción de algunos momentos, tal y como contaba el otro día).

Por eso digo que estas fechas son tan peligrosas, no por el hecho de que podamos engordar un par de kilos, sino porque es muy posible que mucha gente se escude en estos días para abandonar definitivamente la dieta tras haber estado unos meses haciéndolo a la perfección.

¿Qué es lo que voy a hacer durante estos días de fiesta? No voy a daros ningún remedio mágico, pero sí que quiero dejar claro mi plan, para que reflexionéis sobre ello y por si os puede ayudar en algo.

navidades

1. Cambio de objetivos durante Navidades

Lo primero que tengo claro es que desde el día 24 de Diciembre hasta el 6 de Enero mi objetivo cambia.

Ahora no quiero “perder peso”, simplemente lo que busco es no engordar. Así pues, si el día 24 empiezo con X peso y el día 6 de Enero estoy igual, para mi será más que un logro.

Son dos semanas donde voy a cambiar el chip. Asumo que son días especiales, y lo voy a tomar como unas mini vacaciones. Pero cuidado, hay que seguir leyendo para entenderme bien.

2. Los días señalados voy a comer lo que me apetezca

Pues sí, lo tengo muy claro. Los días señalados, como el 24 por la noche, el 25 por la mañana, etc, no voy a cortarme un pelo.

Si hay que ponerse hasta arriba de cabrito al horno, pues se pone. Si hay que comer turrón, pues adelante. Brindar con champán, claro que sí.

¿De verdad pensabas que en esos días iba a cortarme? Ni en broma. Voy a cenar con la familia, los amigos cercanos … Son fechas señaladas donde todo debería ser perfecto, y si esas fechas se celebran con una buena mesa repleta de los mejores platos, pues uno tiene que comer lo que le apetezca, qué coño.

3. Pero ojo con los demás días!

Y aquí es a donde quería llegar para dejar las cosas claras!

El día 24 por la noche seguramente vaya a cenar como un campeón, pero ese mismo día por la mañana voy a hacerme algo súper light, como un hervido de patata, cebolla y judías, o una sopa de fideos. También iré al gimnasio como es habitual.

El 25 voy a comer como un animal, pero por la noche voy a tomarme una latita de piña para depurar.

El 26 ya se puede calificar como “día normal”, así que me levantaré bien pronto como tengo costumbre, y a las 7,30 ya estaré en el gimnasio dándolo todo, aunque me encuentre mal del empacho del día anterior.

En resumen

Al principio de este artículo te he dicho que no iba a darte ningún remedio mágico y así ha sido. Quería escribir este post para hacer una llamada a la cordura y para que no hagas como he hecho yo en años anteriores, donde empezaba a comer el día 20 de Diciembre y no paraba hasta prácticamente el día 6 (y no os penséis que en días señalados, sino que también completaba los días yendo al Mc Donalds o pidiendo una pizza para traer a casa, lo que viene siendo una auténtica bestialidad).

Disfrutad de estos días con los vuestros, ya sea en una comida familiar, reunión de amigos o cena de empresa. Son dos semanas especiales donde podemos darnos unos cuantos gustazos, ya tendremos tiempo de recuperarnos el resto del año 🙂

Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on Facebook0

2 Comments

  1. Hola Luis,

    Pienso exactamente lo mismo, estos días no están para contar calorías. Además como mi objetivo es engordar pues fantástico… ahora sí debo tener cuidado para no subir de golpe…. ya te iré contando que tal ha ido. jajajajaj.

    Saludos!

Deja un comentario

Required fields are marked *.