Alimentos con proteínas que no deben faltar en tu dieta

Incluir alimentos con proteínas en tu alimentación diaria es algo que debes hacer sí o sí. Según la experiencia que tengo, las proteínas son las grandes olvidadas en la alimentación de muchas personas (estén a dieta o no), y no saben bien las consecuencias que puede acarrear el no comer la cantidad suficiente todos los días.

Siempre que he escuchado hablar de alimentos con proteínas, ha sido en un entorno de dietas cetogénicas, de su poder saciante, etc. En este artículo quiero ir un poco más allá y hablaros de por qué las proteínas son la base de que en un futuro no volvamos a engordar los kilos que hemos adelgazado, y por qué van a hacer que nos mantengamos en nuestro peso conforme pase el tiempo.

Por supuesto que no os voy a recomendar atiborraros a ellas, pero sí quiero que tengáis esta información para que la reflexionéis y saquéis vuestras propias conclusiones.

alimento con muchas proteinas

Las proteínas, los ladrillos de nuestra musculatura

En una ocasión leí que las proteínas se podían considerar como los ladrillos que formaban nuestra musculatura, y que los hidratos de carbono eran los albañiles que colocaban esos ladrillos correctamente. La verdad es que es una analogía que pienso que da en el clavo y que representa muy bien la realidad.

Lo que pasa es que, conforme van pasando los años, me doy cuenta que somos mucho más reticentes a consumir carnes, pescados y todo tipo de alimentos ricos en proteínas de las buenas. Quizás sea por pereza, o porque simplemente nos acaba gustando otras cosas más refinadas, pero este error que cometemos hará que acabemos pagando una factura en forma de kilos extras.

¿Qué pasa si no como la cantidad de proteínas diaria suficiente?

Pues que nuestro cuerpo acabará con gran parte de la musculatura que ya tenemos.

Si tenemos muy poco músculo, además de vernos feos estéticamente, acabaremos con la oportunidad de tener un metabolismo mucho más acelerado (y por lo tanto, disminuiremos la posibilidad de quemar calorías de forma más rápida).

Tenemos que comer esos “ladrillos” de los que hablo, porque sino al final la “casa” se vendrá abajo.

Un ejemplo de lo que digo

En mi antiguo trabajo había una mujer que rondaba los 55 años. Ella estaba en su peso, se le veía delgada, y comía como un pajarito.

Ahora bien, ¿qué le pasaba? Pues que era un auténtico amasijo de pellejo y grasa (sin ánimo de ofender a nadie). Su ejercicio se basaba en caminar todas las tardes (que no está mal, pero hay que hacer más cosas), y su alimentación eran puros hidratos de carbono.

Aunque la báscula dijese que estaba en su peso correcto y luego a simple vista parecía que estaba bien, la realidad era que esa mujer podría estar mucho mejor, infinitamente mejor.

Y como digo, que nadie se ofenda ni me trate de machista. Pongo este ejemplo porque es el caso más llamativo que conozco, y además porque las mujeres sois más propensas a sufrir este problema porque vuestra musculatura es menor por naturaleza, además de que sois más reticentes a hacer ejercicios de musculación.

¿Qué alimentos ricos en proteínas debo incluir en mi alimentación?

Que no te pueda la pereza ni las ganas de comer otras cosas. No debes realizar grandes esfuerzos para comer proteínas como es debido.

Yo lo que te aconsejaría es que comieses proteínas en todas y cada uno de las comidas que hagas al día. Entre esos alimentos puedes optar por:

  • Carnes magras (de ternera, cerdo o lo que quieras).
  • Fiambre de pavo, pollo, etc.
  • Huevos y sus claras (que las venden separadas en el mercado y son muy baratas).
  • Lácteos desnatados (asegurándose de que no están plagados de azúcares).
  • Pescados, tanto frescos como en lata (atún, caballa, melva …).

Y por supuesto, no olvides aficionarte a los batidos de proteínas, los cuales te van a ayudar mucho a cumplir tus exigencias de proteínas diarias.

Piensa que una persona debe comer entre 1 y 2 gramos de proteínas cada día (dependiendo de su actividad física, sexo, edad, etc). Si eres una mujer de 60 kilos, en el mejor de los casos tendrás que comer 60 gramos de proteínas, que eso equivale a 300 gramos de pollo. Ve a la carnicería y pide 300 gramos de fiambre de pavo y verás la cantidad que es. Por eso los batidos de proteínas te facilitan mucho la existencia.

Por todo ello, reflexiona seriamente en meter todos los alimentos con proteinas en tu alimentación diaria. No te va a costar esfuerzo y vas a ver grandes progresos en el aspecto de tu cuerpo. Y por supuesto, nunca olvides hacer una rutina de musculación 3 o 4 veces por semana. Con esa alimentación y ese ejercicio vas a dar un cambio radical, ya lo verás !

Si quieres ampliar más información, puedes echar un ojo a este artículo donde te explico las diferencias entre perder peso y perder grasa.

Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0

Deja un comentario

Required fields are marked *.