Día 323 y 324: Las visitas caen en picado!

Y luego vendrán los arrepentimientos.

Ya he hablado de esto en alguna ocasión, pero es que realmente me parece curioso cómo las visitas del blog caen conforme se acercan determinadas fechas. Ahora mismo la gente se olvida de las dietas y de los buenos propósitos. Después de fiestas seguro que remonta, y no hablamos de cuando llegue Mayo y empiece el buen tiempo, seguro que más de uno se va a arrepentir de no haberse cuidado más durante el resto del año :P

Dejando de lado esta pequeña curiosidad, llevo un par de días donde apenas puedo levantarme del ordenador y donde no he podido hacer nada de ejercicio. Ya sé que prometí que iba a dedicar un par de horas al días a mi, pero ahora mismo no puedo permitírmelo. Espero acabar con el trabajo esta semana, y volver a una rutina normal para la que viene (que entre la comida y la falta de ejercicio, al final sí que voy a engordar en Navidades).

Menú

  • Desayuno: Café con leche, zumo, galletas (300 kcal).
  • Almuerzo: Bocadillo de choped (no recuerdo cuándo fué la última vez que comí choped) (400 kcal).
  • Comida: Lentejas (400 kcal), emperador a la plancha (300 kcal).
  • Merienda: Fruta (100 kcal).
  • Cena: Hamburguesa de ternera a la plancha con 50 gramos de pan (350 kcal) y ensalada (100 kcal).

Total del día = 1950 kcal.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Cómo no engordar en Navidades (disfrutando de ellas)

Se acercan unas fechas peligrosísimas para los que estamos a dieta: Las Navidades.

Son unos días donde parece que es una obligación comer hasta reventar, donde debes quedar con toda la gente conocida para celebrarlo, donde los restaurantes se llenan de cenas de empresa … En definitiva, unas fechas muy peligrosas que pueden perjudicarnos mucho, no por el hecho de comer mucho en determinados días, sino porque nuestra cabeza puede hacer ese fatídico “click” y abandonemos la dieta.

Yo tengo clara una cosa, y es que lo más difícil es empezar una buena rutina de alimentación y de ejercicio. Una vez que llevas un par de semanas haciéndolo bien, todo lo ves como lo más natural del mundo y esa sensación de estar sacrificándote casi desaparece (a excepción de algunos momentos, tal y como contaba el otro día).

Por eso digo que estas fechas son tan peligrosas, no por el hecho de que podamos engordar un par de kilos, sino porque es muy posible que mucha gente se escude en estos días para abandonar definitivamente la dieta tras haber estado unos meses haciéndolo a la perfección.

¿Qué es lo que voy a hacer durante estos días de fiesta? No voy a daros ningún remedio mágico, pero sí que quiero dejar claro mi plan, para que reflexionéis sobre ello y por si os puede ayudar en algo.

navidades

1. Cambio de objetivos durante Navidades

Lo primero que tengo claro es que desde el día 24 de Diciembre hasta el 6 de Enero mi objetivo cambia.

Ahora no quiero “perder peso”, simplemente lo que busco es no engordar. Así pues, si el día 24 empiezo con X peso y el día 6 de Enero estoy igual, para mi será más que un logro.

Son dos semanas donde voy a cambiar el chip. Asumo que son días especiales, y lo voy a tomar como unas mini vacaciones. Pero cuidado, hay que seguir leyendo para entenderme bien.

2. Los días señalados voy a comer lo que me apetezca

Pues sí, lo tengo muy claro. Los días señalados, como el 24 por la noche, el 25 por la mañana, etc, no voy a cortarme un pelo.

Si hay que ponerse hasta arriba de cabrito al horno, pues se pone. Si hay que comer turrón, pues adelante. Brindar con champán, claro que sí.

¿De verdad pensabas que en esos días iba a cortarme? Ni en broma. Voy a cenar con la familia, los amigos cercanos … Son fechas señaladas donde todo debería ser perfecto, y si esas fechas se celebran con una buena mesa repleta de los mejores platos, pues uno tiene que comer lo que le apetezca, qué coño.

3. Pero ojo con los demás días!

Y aquí es a donde quería llegar para dejar las cosas claras!

El día 24 por la noche seguramente vaya a cenar como un campeón, pero ese mismo día por la mañana voy a hacerme algo súper light, como un hervido de patata, cebolla y judías, o una sopa de fideos. También iré al gimnasio como es habitual.

El 25 voy a comer como un animal, pero por la noche voy a tomarme una latita de piña para depurar.

El 26 ya se puede calificar como “día normal”, así que me levantaré bien pronto como tengo costumbre, y a las 7,30 ya estaré en el gimnasio dándolo todo, aunque me encuentre mal del empacho del día anterior.

En resumen

Al principio de este artículo te he dicho que no iba a darte ningún remedio mágico y así ha sido. Quería escribir este post para hacer una llamada a la cordura y para que no hagas como he hecho yo en años anteriores, donde empezaba a comer el día 20 de Diciembre y no paraba hasta prácticamente el día 6 (y no os penséis que en días señalados, sino que también completaba los días yendo al Mc Donalds o pidiendo una pizza para traer a casa, lo que viene siendo una auténtica bestialidad).

Disfrutad de estos días con los vuestros, ya sea en una comida familiar, reunión de amigos o cena de empresa. Son dos semanas especiales donde podemos darnos unos cuantos gustazos, ya tendremos tiempo de recuperarnos el resto del año :)

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 320, 321 y 322: Cambio de cifra

Por fin veo mi peso por debajo de los 120, concretamente en 119 justos (1,300 menos que la semana pasada). El haber estado un par de días con el muelle flojo ha hecho su efecto (no hay mal que por bien no venga).

Eso sí, tengo la impresión de que me voy a estancar en ese peso hasta que pasen las fiestas. Esta semana ya tengo un compromiso navideño, y la semana que viene qué os voy a contar que no sepáis. A la otra nochevieja, y después el día de reyes.

Pero también os digo algo: Me da igual. Estoy preparando un post (a ver si lo publico mañana) sobre cómo voy a afrontar las Navidades, teniendo claro que durante estas fechas el objetivo, más que adelgazar, es no engordar. Espero que podáis sacarle provecho.

Por otro lado, ninguna novedad destacable durante el fin de semana. El sábado fuí a cenar con unos amigos y comí un poco más de lo normal, pero me porté bien dentro de lo que cabe (celebración pre-navideña, si es que no me escapo de una!).

Espero que a vosotros os haya ido igual de bien que a mi :)

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 319: ¿El arroz con quinoa? Pues ni fu ni fa

Como os dije ayer, iba a probar el arroz con quinoa y así fue. ¿Mi valoración? Pues le doy un 5 raspado, y eso que después de hacerlo lo salteé con un poco de aceite de oliva y ajo. Si es que soy muy arrocero, y la verdad es que es difícil que me guste arroces distintos al que he tomado durante toda la vida, pero bueno, hay que probar cosas nuevas y no cerrarse de mente :)

Reconozco que es un alimento muy saludable, y salteado con alguna verdura e incluyendo alguna proteína como pollo, pues tenemos un súper plato excelente para perder peso, así que el que quiera probarlo ya sabe! (eso sí, es un poco caro, sobre 3 euros el kilo).

Por otro lado, creo que voy a dejar de lado durante una temporada las caminatas que solía darme por la tarde. Muchos días aprovechaba la tarde para caminar, generalmente por la playa, pero está haciendo demasiado frío. Esto era un extra que estaba haciendo de ejercicio, así que tampoco pasa nada (el gimnasio no lo dejo, por supuesto).

Menú

  • Desayuno: Café con leche, galletas, zumo (300 kcal).
  • Almuerzo: Bocadillo de jamón (400 kcal).
  • Comida: Ración pequeña de arroz (300 kcal) y pollo a la plancha (300 kcal).
  • Merienda: Yogur y fruta (200 kcal).
  • Cena: Hamburguesa completa (con pan, verdura, queso, etc) (500 kcal).

Total del día = 2000 kcal.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 318: Arroz integral con quinoa

El otro día fuí al súper a buscar un arroz integral que contiene quinoa (que no sabía muy bien qué era hasta que lo busqué por internet, una especie de cereal).

Hoy voy a prepararlo para acompañarlo con unos solomillitos de pollo. No sé si me gustará o no, pero tened por seguro que mañana colgaré una foto de cómo ha quedado y mi impresión. Soy una persona muy arrocera, así que va a tener que gustarme mucho para que le dé una buena nota.

De vez en cuando me gusta comprar cosas que no he probado nunca para cambiar un poco mi alimentación diaria. He pensado que sería bueno ir escribiendo sobre ello y que de esa manera podáis coger ideas para no estancarse comiendo siempre lo mismo. ¿Alguna idea?

Por otro lado, mi “problema estomacal” ya ha remitido, cosa que agradezco. Espero que este par de días “depurativos” hayan servido para perder un poco más de peso.

Menú

  • Desayuno: Café con leche, galletas, zumo (300 kcal).
  • Almuerzo: Bocadillo de jamón (400 kcal).
  • Comida: Pasta rellena de queso a la carbonara (calorías a tope!) (1000 kcal).
  • Merienda: Nada.
  • Cena: Filete de ternera a la plancha (300 kcal) y pequeña ensalada con una cucharada de aceite de oliva (100 kcal).

Total del día = 2100 kcal.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 317: Voy como la abeja del whatsapp

Con el aguijón por fuera.

Y al que no lo entienda se lo explico más detalladamente: Ayer no sé lo que me pasó (algo me sentaría mal) que tuve que ir al aseo a hacer mis necesidades un montón de veces. Vamos, que lo de ayer sí fue un día depurativo al 100%, literalmente.

¿Quizás sea que mi cuerpo ha dicho que ya estaba bien de este par de días atrás donde he pecado? ¿Estoy pillando una gastroenteritis? Pues no lo sé, pero desde luego que con la comida de hoy voy a llevar un poco más de cuidado, no vaya a ser que el Señor Obama quiera salir de la Casa Blanca en el momento menos oportuno.

Dejando de lado esta anécdota, ayer me porté muy bien y llevé un día más ligero de lo normal por motivos obvios (sobre todo por la noche donde quise darme un respiro). No tengáis muy en cuenta mi menú porque debería haber comido un poquito más de lo que pongo.

Menú

  • Desayuno: Zumo, café con leche y galletas (300 kcal).
  • Almuerzo: Bocadillo de mortadela (400 kcal).
  • Comida: Sopa de arroz (500 kcal) (y a partir de aquí empezó el salseo).
  • Merienda: Nada.
  • Cena: Pan tostado con aceite de oliva (por aquello de lubricar las cañerías) (400 kcal).

Total del día = 1600 kcal.

En fin, un día tonto desde luego, pero bueno, tenía que explicaros por qué comí tan poco de la manera más fina posible :D

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 314, 315 y 316: Hoy hace 1 año que registré este dominio

Cómo pasa el tiempo madre mía.

Ayer me llegó un correo diciéndome que hoy mismo caducaba este dominio (lo cual no significa que lleve ya 1 año con el reto, empecé un poco más adelante).

Y es que me doy cuenta que me queda 1 mes para “terminar” con lo que me propuse, y aunque no voy a alcanzar los 50 kilos, sí que creo que voy a rondar los 30, cifra de la que estaré muy orgulloso.

Durante este fin de semana largo (en España ha habido un día de fiesta) debo reconocer que me he portado un poco mal. El sábado por la noche me cené un kebab, y ayer también comí alguna cosa que no debería haber comido. De todas formas, el sábado me pesé y ya estoy en 120,3 kilos, que son 400 gramos menos que la semana pasada :)

Me ha dado tiempo para reflexionar y la verdad es que quiero darle más vidilla al blog. Una de las cosas que siempre he querido hacer pero nunca me he decidido (por una mezcla entre vergüenza y falta de conocimiento) es crear un canal de Youtube. Me gustaría colgar recetas y alguna pequeña reflexión, y de esa forma podría humanizar un poco más todo esto. Quién sabe, a lo mejor con la llegada del año nuevo me animo :D

¿Qué tal os habéis portado vosotros? ¿Habéis comido alguna cosa prohibida o no?

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 313: Las Navidades ya están aquí !

Estoy escribiendo un artículo sobre qué voy a hacer estas Navidades para poder disfrutarlas y no engordar, y justo cuando estaba escribiéndolo me ha llegado un whatsapp al móvil para hacer una cena con los amigos. Tenemos que empezar a prepararnos !

Recuerdo en Navidades pasadas que estaba deseando que llegase el día 7 de Enero para poder volver a comer con normalidad. Eran épocas en las que podía engordar 7 u 8 kilos sin exagerar. Comía a lo bestia todos los días, hasta llegar a caer casi enfermo por ello. Claro, eran otros tiempos, era más joven y aguantaba todo lo que me echasen.

Ahora tengo que ser precavido y tomar un protector de estómago horas antes de esas comidas y cenas copiosas si no quiero pasar una noche de perros. Si es que cuando digo que me estoy haciendo mayor es verdad.

Por otro lado, ayer hice un día bastante bueno. Mucho pescado, verdura … Eso sí, incluyendo alguna cosa calórica para llegar al límite de calorías, porque sino me hubiese quedado bien corto.

Menú

  • Desayuno: Café con leche, galletas, zumo (300 kcal).
  • Almuerzo: Bocadillo de jamón serrano (400 kcal).
  • Comida: Hervido de patata, cebolla y pescadilla (300 kcal) con una cucharada hermosa de mayonesa casera (200 kcal). De segundo un asado de cebolla y pimientos con salmón ahumado (300 kcal).
  • Merienda: Nada.
  • Cena: Hamburguesa de pollo a la plancha (100 kcal) con una loncha de queso (50 kcal), yogur (100 kcal).

Total del día = 1750 kcal.

Un poco corto de kcal, pero la verdad es que no pasé nada de hambre.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 312: Tallarines fritos con ternera (del chino)

Invoco a la sabiduría popular de vosotros, a ver si sabéis guiarme.

Uno de los platos que me encantan del chino son los tallarines fritos con ternera. Además de encantarme, creo que es una receta estupenda para perder peso, porque apenas tiene grasa, lleva muchísimas verduras, proteínas buenas e hidratos de carbono. Vamos, que es una comida muy equilibrada.

Ahora bien, por mucho que investigo, no consigo dar con la receta de la salsa. Pensaba que era salsa de soja pero NO lo es. También he encontrado que en algunos sitios dicen que es salsa Yakisoba, pero en este aspecto voy un poco perdido porque la cocina oriental no es mi fuerte.

En fin, si alguien sabe de lo que hablo, que me deje un comentario porque me voy de cabeza a comprarlo.

Por otra parte, comentaros que mis problemas de insomnio ya se han arreglado. Duermo casi del tirón y por la mañana suena el despertador y me cuesta levantarme, así que vuelvo a mi rutina habitual con fuerzas (que falta me hacía, que antes iba que parecía un zombi).

Menú

  • Desayuno: Café con leche, galletas, zumo (300 kcal).
  • Almuerzo: Bocadillo de mortadela (400 kcal).
  • Comida: Filetes de pollo rebozado, patata al horno con un poquito de mayonesa (700 kcal).
  • Merienda: Fruta (100 kcal).
  • Cena: Tortilla francesa y un poco de jamón serrano (400 kcal).

Total del día = 1900 kcal.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 311: Me da la sensación de que estoy todo el día sacrificándome

Que no se me malinterprete. Afortunadamente no estoy picando en la mina ni recogiendo carbón, de hecho estoy encantado con mi vida y tengo todo lo que necesito (sin grandes lujos, pero es que no me hacen falta).

Me refiero a que con la historia de la pérdida de peso, parece que tengo que centrar todo mi día en ello. Me levanto pronto para estar a primera hora en el gimnasio, hago la compra y miro cada una de las etiquetas para no meter la pata, voy por la calle y tengo que aguantar mis ganas de entrar a una panadería y arrasar con ella, cuando voy conduciendo tengo que luchar conmigo mismo para no acabar en un Mc Auto …

Ese es mi “sacrificio” si se le puede llamar así, pero bueno, ojalá todos los “sacrificios” que tenga que hacer durante mi vida sean así.

Ahora bien, estoy muy orgulloso de mi mismo y de cómo estoy resistiendo las tentaciones. Es algo que nunca habría dicho, pues siempre he sido un desastre con respecto a la dieta y el ejercicio, pero mira por donde mi cabeza a hecho ese “click” y estoy perdiendo peso semana a semana, con mayor o menor acierto, pero perdiendo al fin y al cabo, que es de lo que se trata.

Menú

  • Desayuno: Café con leche, galletas, zumo (300 kcal).
  • Almuerzo: Bocadillo de mortadela (400 kcal).
  • Comida: Sopa de arroz (plato hermoso) (600 kcal).
  • Merienda: Yogur y fruta (200 kcal).
  • Cena: Hamburguesa completa (con su pan, salsas, etc) (500 kcal).

Total del día = 2000 kcal.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook