Día 367 y 368: No os miento, me estoy descuidando un poco

No quiero ser pesado con el tema de mi espalda y tal, pero debo reconocer que en estos días me estoy “dejando” un poco.

No llevo un control exacto de lo que como cada día (pero repito, no me estoy pasando demasiado), y me estoy centrando en comer más o menos lo que me apetece.

La medicación que me estoy inyectando ya está comenzando a hacer su efecto, y aunque es verdad que estoy mucho mejor de la espalda, noto que estoy un poco más hinchado de lo normal (por llevar cortisona). ¿En qué lo noto? Pues sobre todo en las manos y en la cara, pero también al respirar (como que me cuesta un poco más, el que le haya pasado esto en alguna ocasión sabrá lo que le digo).

De todas maneras estoy contento porque hoy por ejemplo ha sido el primer día (después de casi una semana) que he podido dormir en la cama. Me he levantado con un ligero dolor, pero muy soportable, nada que ver con el dolor de antes.

Así pues, voy a estar unos días relajado de esta manera, y este mismo lunes comienzo mi nueva “etapa”. ¿Qué es lo que voy a hacer?

Pues muy sencillo: Voy a levantarme pronto, sobre las 6 de la mañana, y voy a ponerme a trabajar hasta aproximadamente las 11, momento en el que voy a apagar el ordenador y voy a dedicar tiempo a cuidarme, a ir al gimnasio, a pasear … A lo que sea. pero a moverme, y que cosas como estas me ocurran lo menos posible. Llevo una temporada trabajando mucho y me he descuidao, y si comencé con este blog fué entre otras cosas para ser consciente de que no debía volver a mis malas rutinas de siempre.

Espero que vosotros estéis bien. Disfrutad del fin de semana y pasadlo bien! (y si tenéis que hacer alguna mudanza no contéis conmigo :P).

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 366: Medicación para el dolor de espalda

Como os contaba el otro día, el viernes me dió un pinchazo en la espalda que me ha dejado bastante jodido. Afortunadamente es una lumbalgia más o menos leve, pues ya me estoy recuperando, pero aún así ayer fuí al médico para que me viese.

Me ha recetado unos pinchazos de un medicamento que se llama “Inzitan“. En un pasado ya me lo llegué a poner, y la verdad es que funciona muy bien. Lo que pasa es que (ya me lo advirtió), lleva cortisona, por lo que es normal que durante estos días pueda llegar a hincharme un poco y a retener líquidos.

Es una caja de 6 inyecciones, de las cuales voy a empezar poniéndome 3, y si veo que estoy mejor puedo suspender el tratamiento. Para después, me ha recetado que tome 6 días otro medicamento que se llama “Aliviodol“, que se utiliza para evitar el dolor.

Mientras tanto, pues estoy durmiendo ya 5 días en un sillón xD. La verdad es que la persona que me lea pensará que esto es lo peor, pero oye, el sillón se reclina, me tapo con la manta, y la verdad es que me quedo frito toda la noche, incluso me atrevería a asegurar que duermo mejor que en la cama, increíble :)

Y como parece que solamente a palos es como aprendo, deciros que estoy deseando estar al 100% para cambiar radicalmente mi estilo de vida. Ya os lo comenté en un anterior post, pero se ha acabado estar todo el día delante del ordenador para salir corriendo al gimnasio y estar estresado porque estoy “perdiendo el tiempo”. Llegará un momento del día en el que cortaré y dedicaré 3 o 4 horas para mi, para hacer deporte, pasear tranquilamente o lo que realmente me apetezca y que me haga moverme.

Por cierto, muchas gracias por todos los comentarios que dejásteis ayer. La verdad es que reconfortan muchísimo y os agradezco de corazón que os toméis la molestia en escribirlos. Sois la leche :P

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 365: Mi primer cumpleblog, ¿qué ha pasado durante este tiempo?

Hola a todos!

Hoy es un día un tanto especial para mi. Se cumple justo un año desde que empecé a publicar este blog, tal y como demuestro en esta entrada y en la que aunque ponga “21 de Enero”, no fué hasta el día 27 cuando publiqué varias de golpe.

Cuando comencé a escribir, mi intención era perder 50 kilos en un año. Es algo que NO he conseguido, pero estoy más que contento de los resultados obtenidos y desde luego que no me arrepiento de nada, todo lo contrario.

Ha sido un año muy interesante, donde he cambiado numerosos hábitos perjudiciales que tenía implantados en mi vida, y donde he conocido de manera online a muchísimas personas que también desean perder peso y llegaron de casualidad a aquí.

Durante todo este tiempo, el blog no ha hecho más que subir en número de visitantes, y aunque es verdad que a veces me sentía un tanto estresado por la “responsabilidad” de no fallar a mis lectores, también es cierto que el balance de todo este tiempo es mucho más que positivo, y que ojalá hubiese empezado con el proyecto mucho antes.

cumpleblog

¿Qué ha pasado durante todo este tiempo?

  • Pues que comencé pesando 147/148 kilos, y ahora mismo estoy en casi 116, así que me he quitado más de 30 kilos, lo cual me hace sentir orgulloso.
  • Que he incorporado el deporte a mi estilo de vida.
  • Que ahora disfruto más comiendo cosas sanas.
  • Que todos los días cuando publico algo, hay mucha gente que realiza comentarios y me anima a seguir con ello.
  • Que cada día cuando me levanto lo primero que hago es meterme en el blog para ver los comentarios e intentar contestarlos, aún cuando tengo los ojos llenos de legañas :P
  • Que no puedo estar más contento de los resultados obtenidos.

Algunas estadísticas sobre el blog

  • Hace unos días os contaba que había superado los 1000 suscriptores vía email. Unos días después rondo los 1100.
  • Pero lo más interesante es el número total de visitas durante este año. El blog ha tenido casi 1.050.000 visitas , con cerca de 1.500.000 páginas vistas, lo cual es una auténtica burrada. El día que más visitas tuve fué el 1 de Octubre de 2014 con 8.500 visitas en un día, ¿os esperábais unas cifras así? Yo no soñaba con ellas ni en broma.
  • Durante todo este tiempo ha habido 3175 comentarios.
  • Cerca de 3000 interacciones sociales (entre Likes en Facebook, Tweets y +1 de Google).
  • 357 entradas publicadas.

estadisticas

¿Qué os parece? La verdad es que estoy haciendo una recopilación y estoy alucinando :P

Errores cometidos

  • El primero, no actualizar la gráfica de mi evolución por problemas en el plugin (cosa que voy a solucionar cuanto antes).
  • Haber cambiado muchas veces de opinión sobre lo que debo y no debo comer (si se le puede considerar a esto un error).
  • Y el principal error, el haberme propuesto bajar 1 kilo por semana, cuando la realidad es que es igual lo que bajes, lo importante es adquirir unos buenos hábitos, y hacerlo día a día, sin excusas. Así la pérdida de peso será 100% segura, no hay que fijarse unas metas tan altas.

Unas cuantas ideas para este año

Tengo unas cuantas ideas en la cabeza para seguir adelante con este proyecto, pero me gustaría mucho que fuéseis añadiendo en los comentarios cualquier sugerencia :D

  • Estos últimos 20 kilos voy a tomármelos con mucha calma. Si estoy un año más con ello, no me importa. El motivo es que no quiero quedarme pellejoso y colgandero, por eso quiero darle tiempo a mi piel a que se vaya acostumbrando poco a poco a este cambio.
  • Quiero darle al blog un toque un poco más personal, poniendo fotos mías. Lo de los dibujitos está bien y seguiré haciéndolo, pero quizás de vez en cuando añada algo más sobre mi :)
  • Quiero montar un canal en Youtube. No tengo ni idea de edición de video ni de cómo grabar correctamente, pero espero que con el paso del tiempo vaya adquiriendo mejor técnica.

Y a grandes rasgos, ese es el resumen de este año. Solo me queda agradeceros a todos que realmente sois un gran apoyo para mi, que cada vez que leo un comentario vuestro siento una mezcla entre emoción y responsabilidad, y que ojalá sean muchos años los que sigamos juntos y que consigamos entre todos nuestro peso deseado. De aquí a la pasarela Cibeles!

Y ahora venga, cantemos todos juntos:

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 362, 363 y 364: ¿No quería un período de descanso?

Hace unos días os decía que necesitaba un poco de tiempo para mi y para terminar unas cuantas cosas que tenía pendientes. Pues bien, ¿sabéis qué me ha pasado? Pues que ahora voy a tener que hacerlo a la fuerza.

El viernes, sin hacer ningún esfuerzo extra, la espalda me pegó un castañazo y hoy ya es el tercer día en el que tengo que dormir en un sillón porque en la cama apenas puedo estar. Vamos, que estoy realmente jodido.

En alguna ocasión os he contado que tengo 2 hernias discales (L4-L5 y L5-S1), y aunque me cuido bastante la espalda, de vez en cuando sufro estos ataques de ciática/lumbalgia que me dejan roto durante una buena temporada.

Así que aquí estoy todo el fin de semana dándole vueltas a la cabeza de que esto no puede ser y de que debo cambiar varias cosas en mi vida si no quiero que esto me ocurra cada dos por tres. No sé si alguno de vosotros habéis sufrido algún episodio de lumbalgia aguda, pero os aseguro que es muy desesperante y te incapacita a llevar una vida normal.

Tampoco penséis que estoy en casa compadeciéndome y llorando por las esquinas, pero tengo claro que esto no puede seguir así y que debo centrarme más en mi salud que en mi trabajo (justo lo contrario de lo que llevo haciendo en estos últimos meses).

Así pues, voy a tomarme esto como un “aviso divino” para que espabile de una vez y realice los cambios necesarios para mantener una buena salud. Voy a programar un horario de trabajo y otro exclusivamente para mi, pero de eso os hablaré mañana …

Mañana el blog cumple 1 año, y estoy preparando un pequeño artículo donde os quiero resumir todo lo que ha pasado durante este tiempo, mi progreso, cosas que he hecho mal, qué tengo previsto a partir de ese día … En fin, que espero que os guste el resumen y que os animéis a darme ideas y sugerencias :D

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 360 y 361: La prueba de la chaqueta

En Navidades (al principio, el día 24) me regalaron una chaqueta que me venía bastante justa, pero podía llevarla sin problemas. Podría haberla cambiado por una de una talla mayor, pero prefería ir un poco incómodo y poder aprovecharla más adelante cuando perdiese peso (si es que todo va bien).

La cuestión es que el día 5 de Enero fuí a la cabalgata de los Reyes y al ponerme la chaqueta vi que me apretaba muchísimo más, de hecho tuve que dejarla en casa porque parecía una morcilla de cebolla con ella (resultado de los excesos navideños).

Esta misma mañana al salir a la calle me la he vuelto a probar, ¿y sabéis qué? Me está perfecta, mucho mejor que en Navidades.

Lo curioso del asunto es que, según el peso, estoy más o menos igual que antes que el día 24 de Diciembre, por eso muchas veces digo que está bien pesarse, pero sobre todo hay que fijarse más en cómo te sienta la ropa, y en el espejo, que ese sí que no miente.

Por cierto, llevo un par de días en lo que no controlo mucho lo que estoy comiendo (pero ojo, en el sentido de que me estoy quedando corto de calorías, no en el sentido de que como lo que me da la gana), y me he propuesto no comer pan. ¿Sabéis qué ha pasado? Que me noto mucho más ligero que de costumbre (¿quizás ahí lo de la chaqueta?). No sé, me da la sensación de que el pan es un alimento que debo quitar de mi alimentación diaria de nuevo. Si os acordáis, hubo una temporada que me lo quité y me fué bien, pero luego lo volví a incorporar. Parece que no me sienta demasiado bien.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 358 y 359: Me lo tomo de relax hasta que cumpla 1 año

Llevo una racha que os he dicho por activa y por pasiva que estoy bastante hasta arriba de trabajo, y porqué no decirlo, agotado mentalmente hablando.

Tengo muchas cosas que hacer y muchas responsabilidades encima, y necesito tiempo para organizarme en diversos aspectos de mi vida, por lo que apenas tengo tiempo para mi y para mis cosas.

Es por ello que he pensado que voy a tomarme unos días de “descanso” en el tema de la dieta y el ejercicio, pero ojo, esto no significa que no vaya a seguir cuidándome, voy a hacerlo como siempre, solo que voy a intentar controlar un poco menos lo que como, voy a dejar de ir al gimnasio durante una semana, y por supuesto voy a seguir escribiendo por aquí cada día (esto no lo dejo ni por todo el oro del mundo).

Así pues, cuando sea mi primer cumpleblog, volveré a mi rutina habitual, con ligeros cambios pues quiero introducir novedades en la dieta sobre todo, pero mientras tanto voy a “desconectar” y a terminar unas cuantas tareas que tengo pendientes para poder llevar el resto del año mucho mejor :)

Como curiosidad (si se le puede llamar así), deciros que estoy empezando a tomar la costumbre de prepararme un té a media mañana (uno que venden en el Mercadona que es de vainilla y caramelo). Es excelente para mantener controlado esos pequeños ataques de hambre que suelen darme a esa hora, y además me está sirviendo mucho para ir al aseo, así que os recomiendo que toméis una rutina parecida porque os aseguro que lo váis a notar :)

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Cómo acabar con la grasa de las piernas para siempre

Conozco a varias mujeres (que son las más propensas a acumular grasa en las caderas y piernas) cuya obsesión es terminar de una vez por todas con la celulitis, piel de naranja y grasa localizada.

Se inflan a ponerse cremas y a dar largos paseos, pero no comprenden que, si hasta ahora no les ha funcionado, seguramente sea por algo.

Por supuesto que está bien utilizar cremas anticelulíticas (no voy a entrar si son mejores unas u otras), como también es bueno moverse y dar largos paseos, pero esto debería ser un complemento a un tratamiento más efectivo, aunque más que un tratamiento, me refiero a un estilo de vida.

Que no se me malinterprete. Mi intención no es criticar a nadie por hacer lo que yo considero es algo incorrecto. Lo que quiero es dar un punto de vista distinto a determinadas “verdades” que tenemos asentadas en nuestro subconsciente, y en el tema de la eliminación de grasas de las piernas he visto auténticos disparates.

Y por supuesto, los consejos que aquí doy también son perfectamente válidos para los hombres :)

¿Quieres acabar con la grasa que hay en tus piernas de una vez por todas? Será un trabajo duro, pero seguro que llegaremos a buen término.

eliminar la grasa de las piernas

Creando musculatura

Es la gran olvidada por todas estas mujeres. Se piensan que dando buenos paseos van a conseguir unas piernas fuertes y bonitas, pero esto no es verdad.

Para conseguir una buena musculatura en las piernas, hay que hacer ejercicios de musculación propiamente dichos. Entre estos ejercicios podemos citar a las sentadillas como la reina de todos ellos, pero tienes muchísimos más ejercicios en este artículo.

Es decir, debemos conseguir una buena base muscular para poder terminar con nuestros problemas de grasa en las piernas. Una vez hecho esto, podemos pasar al segundo paso.

A perder peso

A la vez que acudes al gimnasio a hacer tus ejercicios de musculación (3 o 4 veces por semana, no más de 45 – 50 minutos), puedes proponerte hacer una dieta acorde a tus necesidades alimenticias, en las que abunde las proteínas, el alimento gran olvidado por las mujeres (lo siento, pero por norma general los hombres somos mucho más carnívoros, pero que ninguna se sienta ofendida).

Debe ser una dieta hipocalórica, pero que realmente cubra tus necesidades diarias, nada de hacer dietas extremas ni demasiado bajas en calorías.

Conforme vayan pasando los meses, comprobarás cómo las piernas, así como otros lugares donde puedas acumular grasa, irán menguando de tamaño, y no solo eso, la musculatura nueva que estás creando comenzará a marcarse poco a poco, creando un cuerpo estético y uniforme.

No pienses que por hacer pesas vas a perder tu aspecto femenino, todo lo contrario. Verás que comenzarás a marcar líneas que pensabas que no tendrías, y tus piernas, brazos y espalda conseguirán un aspecto envidiable.

Para determinada grasa acumulada

Desgraciadamente, por mucho que hagamos, en algunos casos es imposible terminar con determinados cúmulos de grasa que aparece en el cuerpo. Seguramente sabéis por dónde voy, pero me refiero a las cartucheras.

Es verdad que se puede acabar con un gran número de ellas, pero en otras ocasiones no hay manera. Por mucho que adelgacemos, seguirá estando ahí esa especie de bola de grasa que tan poco nos gusta.

Una vez realizado esos dos pasos anteriores (acostumbrarse a ir al gimnasio y estando en un peso perfecto), si queremos terminar de pulir nuestras piernas, deberemos ponernos en manos de un profesional de la estética.

Entre los numerosos tratamientos que podemos encontrar para eliminar esa grasa, cabe citar:

  • La liposucción.
  • La lipoescultura láser (si te da miedo el bisturí).
  • La mesoterapia.
  • Otros tratamientos más simples para los casos con menos grasa acumulada, como los drenajes linfáticos.

Con estos consejos que os doy, os aseguro que podréis acabar con la grasa localizada. Será un trabajo duro, pero con el tiempo comprenderéis que es la única manera fiable de poseer unas piernas delgadas, musculadas y atléticas. No os dejéis engañar por falsos tratamientos que prometen lo imposible, y ponéos a trabajar ya mismo. Los resultados vendrán con el tiempo y estaréis contentísimas de haber alcanzado dicho propósito.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 354, 355, 356 y 357: Perdón si estoy un poco desconectado

Muy buenas a todos!

Quisiera pediros disculpas porque llevo unas cuentas semanas que no estoy actualizando el blog a diario (ni con mi diario de alimentación, ni metiendo artículos nuevos con dibujitos).

Estoy un poco hasta arriba de tareas pendientes que tengo que terminar antes de finales de mes, y la verdad es que apenas puedo dedicar tiempo a otras cosas que no sea trabajar. Esta situación está haciendo que me descuide un poco. No estoy acudiendo a diario al gimnasio, y casi todos los días acabo con dolor de cabeza por estar 12 horas mirando la pantalla del ordenador. Además, algunos días cocino lo primero que pillo de la nevera, y aunque siempre intento cocinar de manera “light”, reconozco que algunos días he comido más de la cuenta.

De todas formas, el sábado me pesé y estaba en 117,4 , que es 1,1 kilos menos que la semana pasada. Ya solo me queda perder 400 gramos para verme igual que antes de Navidad (si no me falla la memoria), lo cual es una excelente noticia para mi.

Hoy me toca día “de líos”. Primero tengo que ir al banco a coger del cuello al primero que se me pase por delante porque me han cobrado una serie de comisiones que no corresponden. Luego tengo que ir a la DGT porque me han llegado una notificación a casa por una multa de conducir que me han puesto a 800 Km de donde resido (nunca he estado allí). Después al hospital a ver a un familiar que está ingresado, y por último a hacer la compra, que tengo la nevera pelada.

A ver si pasa rapidito el día, que estoy deseando que llegue la noche y tirarme en el sofá con la manta (y eso que aún no son ni las 8 de la mañana) :P

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 353: Llevo una racha de perrería total

No sé qué me pasa que en los últimos días apenas tengo fuerzas ni ganas de hacer nada.

Me levanto temprano como siempre y me pongo a trabajar, pero cuando llegan las 12 me entra un sueño increíble y apenas tengo fuerzas para mantenerme despierto.

Por norma general, a las 13h suelo hacer un parón y me pongo a ver la tele un rato. Pues en estos días estoy quedándome durmiendo (hago lo que se llama la “siesta del borrego”, es decir, dormir justo antes de comer), por eso decidí entre otras cosas cambiar la hora de entrenamiento, para aprovechar ese tiempo muerto y para ver si de esa manera me espabilo un poco gracias al ejercicio.

Ayer fué un día un tanto raro porque tuve un problema familiar y cambié todos mis hábitos, teniendo que comer fuera de casa lo que pude, incluso a la hora de cenar me tomé 2 montaditos en un bar. No es que me pasase de calorías, pero es curioso cómo mi cuerpo ya no tolera tan bien esas comidas fuera de casa. A la noche no es que estuviese pesado, pero estaba como intranquilo y con ganas de beberme 2 litros de agua.

A ver si hoy puedo estar más tranquilo porque estoy deseando comer cosas muy ligeras y cenarme una ensalada del mercadona (quién me lo iba a decir).

Por cierto, van a abrir cerca de mi casa un sitio de Sushi. Yo lo he probado en una ocasión y casi me muero del asco porque se ve que me tocó comerme el de sabor más fuerte (no recuerdo si era atún o algo así), pero algún día querría darle una segunda oportunidad. ¿Algún consejo sobre qué pedir? En ese tema estoy totalmente perdido.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 351 y 352: 1000 suscriptores al blog!

A mano derecha podéis encontrar un pequeño formulario para poder suscribiros al blog vía email. Es algo que no utilizo demasiado, de hecho no recuerdo cuándo fué la última vez que envié un mail masivo a todos los suscriptores, pero ayer me dió por mirarlo y justamente se habían superado las 1000 inscripciones.

La verdad es que estoy alucinando mucho con el comportamiento tan positivo de la gente que me visita. Nunca he recibido una mala palabra, y el hecho de que en apenas 6 meses (desde que puse el formulario) haya superado esa cifra me hace pensar mucho.

Ya queda muy poquito para llegar a los 365 días publicando casi a diario, y para ese día quiero hacer un post un tanto especial. Quiero hacer un resumen de lo que ha supuesto para mi este año, así como alguna novedad que me ronda la cabeza.

Por otro lado, ninguna novedad destacable en estos días. Sigo en modo depuración y por eso no escribo el menú que estoy llevando cada día. Mañana sí que tengo pensado empezar de una vez por todas con una dieta más controlada, así que volveré a escribir de nuevo todo lo que como durante el día.

Por cierto, últimamente os noto más callados. ¿Os ha pasado algo o es que las fiestas navideñas ha hecho que abandonéis el reto? :P

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook