Día 247: Menudo bocata me cené anoche

Mientras algunas personas no salen de lo típico para cenar estando a dieta (que si ensaladas, filetes a la plancha y demás parafernalia), yo cada día me sorprendo más de las cosas que puedes llegar a prepararte si lees bien las etiquetas de los alimentos.

Ayer por la tarde fui al mercadona a hacer la compra del mes (porque uno es un auténtico marujo oiga). Me paré en la sección donde venden carne, y ahí vi una cantidad de hamburguesas de diferentes tipos (ternera, cerdo, algunas de pollo mezcladas con queso …).

Pues bien, compré una bandeja de hamburguesas de mezcla de pollo y pavo. No es que sea muy fan de ellas, pero es que cada hamburguesa tenía 100 kcal, que era justo la mitad de kcal que las otras opciones (la de cerdo creo que era la más calórica).

Así que eché una de esas bandejas al carro, y para cenar me hice un señor bocadillo que fue una delicia.

¿Calorías del bocata? Pues rondando las 500:

  • 100 gramos de pan = 250 kcal.
  • 2 hamburguesas = 200 kcal en total.
  • Lechuga, tomate = 0 kcal.
  • Loncha de queso = 50 kcal.
  • Cucharadita de mayonesa = 50 kcal.

Total =  550 kcal.

Pues eso, de 500 a 600 kcal. Quizás me pasé un poco, pero ya que comí más ligero, podía permitírmelo sin problemas.

Si hubiese comprado las hamburguesas que más me gustan, las calorías habrían sido mayores y por lo tanto no podría haberme hecho algo así (o podría haber comido la mitad de cantidad, que también es una buena opción).

Creo que debemos ser cautelosos mirando las etiquetas de los alimentos para poder darnos algún festín sin sentirnos culpables!

Menú

  • Desayuno: Café con leche, galletas, batido de protes (400 kcal).
  • Almuerzo: Fruta (100 kcal).
  • Comida: 100 gramos de pasta con salsa boloñesa (700 kcal).
  • Merienda: Yogur (100 kcal).
  • Cena: El super bocata (550 kcal).

Total del día = 1850 kcal.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

¿Por qué los culturistas comen comida basura?

En esta ocasión quiero hablaros de un tema que, al menos a mi, me parece curioso: El por qué los culturistas no solo comen, sino que también deben, comer comida basura.

A lo mejor es un tema que a ti te toca de lejos, pero si escribo sobre esto es por algo. Cuando hablo de culturistas me estoy refiriendo a gente que se dedica profesionalmente a este deporte, pero también podrás beneficiarte de esta situación si te aficionas a hacer pesas. Y no quiero decir que tengas que competir a nivel amateur, quiero decir que si llevas una buena rutina de entrenamiento podrás sacarle partido a lo que a continuación quiero contarte.

Está claro que nosotros nos movemos a unos niveles que están a años luz, pero si escribo sobre esto porque quiero explicaros que, si llevas una vida sana y activa, vas a poder comer cosas que siempre han estado prohibidas para ti, ¿quieres saber por qué?

La dieta de un culturista y la fibra

La gente que se dedica al culturismo lleva una alimentación muy estudiada: Deben consumir determinados gramos de hidratos de carbono, proteínas, grasas buenas, etc. Además, tienen que llegar a un número determinado de kilocalorías diarias con tal de poder subir de peso, o bajarlo si están en definición (para el que no lo sepan, la palabra “definición” es sinónimo de “adelgazar”, solo que intentando perder la menor cantidad de musculatura posible).

gym y comida

Pues bien, esa gente en muchas ocasiones (por no decir todos los días), tienen que comer comida basura con tal de llegar a ese número de kilocalorías diarias y además no pasarse con el consumo de fibra (recordad el post donde hablaba de alimentos con fibra).

¿Qué pasaría si todas las comidas que consumiesen fuesen “limpias”? Pues que tendrían un exceso de consumo de fibra, incluso llegarían a enfermar.

Ahora bien, no penséis que se ponen hasta arriba de pizzas y cosas así. Suelen ser unas cuantas porciones, o incluso suelen repartir esos excesos en todas las comidas que consumen al cabo del día para hacerlas más llevaderas (utilizando salsas muy calóricas por ejemplo).

¿Y qué tiene que ver esto conmigo?

Primero tienes que echar un ojo a la calculadora de calorías que publiqué hace un tiempo. Mira cuántas calorías puedes consumir diariamente.

Si eres una persona muy metódica y te pones a hacer cálculos, verás que si haces deporte (pesas) varias veces por semana, vas a poder comer muchas calorías más al cabo del día. Si todas esas comidas limpias, quizás te pases de los 25 gramos diarios de fibra que debemos consumir, por lo que, al igual que los culturistas, puedes ponerte malo.

La principal diferencia es que nosotros pasamos el día con 2000 kcal (por decir una cifra), y ellos pueden intentar llegar a 8000. A la vista está que los niveles son muy distintos, pero nos podemos adaptar llegado el caso.

Por ejemplo, una de las cosas que se recomienda en la dieta de los puntos es que si no llegas a la cantidad diaria, consumas algo para poder alcanzar ese nivel. Es tan sencillo como añadir una cucharada más de aceite a una cena que puedas hacer, cosas “sanas”, pero a su vez calóricas.

En mi caso en particular, cuando veo que me estoy quedando corto de kcal consumidas, siempre opto por meter algo que realmente me guste en alguna comida. Por ejemplo, a la noche puedo hacerme una bocadillo de hamburguesas, y meterle un par de lonchas de queso, o una cucharada generosa de mayonesa.

En definitiva, lo que quieras, siempre y cuando cumplas los puntos básicos para ello (actividad, dieta sana el resto del día, no sobrepasar el número de kcal diarias …).

A todo esto es lo que se le llama una “dieta flexible”, aunque a mi me gusta más llamarlo como un estilo de vida diferente.

Por supuesto que esto no debe ser la excusa para comer todo lo que quieras a cualquier hora. Tienes que ser muy meticuloso con eso pues en cualquier momento puedes pasarte sin darte cuenta.

Lo bueno de esto es que se puede hacer incluso mientras estás perdiendo peso. Pensad bien en todo esto, el hecho de que alguien pueda comerse una palmera de chocolate estando a dieta es algo que a lo mejor no cabe en nuestras cabezas. Es algo que va en contra de todo lo que nos han enseñado para adelgazar, pero creedme cuando os digo que se puede hacer sin mayores problemas y siempre que llevemos cuidado el resto del día.

Por eso he repetido hasta la saciedad que el ejercicio con pesas debe formar parte de vuestro estilo de vida desde ya mismo. Además de comenzar a vernos estéticamente mejor, nos permitirá comer de aquello que siempre habíamos deseado. ¿Qué más se puede pedir?

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 244, 245 y 246: Finde donde no he parado

Hola a todos!

Este fin de semana no he podido entrar al blog porque prácticamente no he parado de hacer cosas, así que hoy lunes lo primero que quería hacer era actualizar esto, que no quiero que nadie se piense que lo he abandonado :)

El sábado me pesé y la báscula marcaba 125 exactos, por lo que he perdido medio kilo de la semana pasada a esta.

Como siempre digo, estoy muy contento con el resultado y ojalá el ritmo se mantenga así por mucho tiempo.

Debo reconocer que el sábado me porté mal y cené un kebab, pero bueno, no me importa mucho porque ahora tengo unos cuantos días por delante donde no tengo apenas compromisos y voy a hacer las cosas bien. Además, si sigo el ritmo de 0,5 a 1 kilo semanales creo que puedo permitirme cosas así :)

Por cierto, debe ser cosa de que me estoy haciendo mayor, pero cada vez me apetece menos el “guarreo” y prefiero comer cosas normales. Mi estómago se ha acostumbrado a comer cosas saludables y cada vez que le pego una patada con alguna cerdada paso unas noches increiblemente malas, con ardores y bebiendo agua sin parar. Lo dicho, uno tiene unos cuantos años ya !

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 243: Hoy soy rápido, que tengo prisa!

Hoy no voy a enrrollarme mucho, que llevo un día de culo y no puedo dedicarle el tiempo necesario al blog :P

Os dejo el menú de ayer, que creo que está muy bien. La cena un poco más calórica de lo normal, pero es que como os comentaba, a veces apetece variar un poco y no ceñirse siempre a lo mismo (además, preparé el día para esa “cena especial). Es un empujón muy bueno a la motivación y ayuda psicológicamente.

Menú

  • Desayuno: Café con leche, galletas, batido de proteínas (400 kcal).
  • Almuerzo: Bocadillo de jamón serrano (400 kcal).
  • Comida: Hervido de patata, cebolla, coliflor y judías (200 kcal), y pechuga a la plancha (300 kcal).
  • Merienda: Yogur (100 kcal).
  • Cena: Bocadillo de 100 gramos de pan (250 kcal) con tortilla de patatas light (400 kcal).

Total del día = 2050 kcal.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 242: Y para comer … ensaladilla rusa

Hoy me he puesto a hacer una ensaladilla para comer mañana (que reposada y fresquita está más buena), y seguro que alguien se piensa ¿Cómo es posible que comas ensaladilla rusa con todas las calorías que tiene?

Y yo digo: Sí, puedo comerla sin problemas, el truco está en saber controlarse y acompañarla de algo light y equilibrado.

¿Es el mejor alimento del mundo? Ya os digo yo que no, no es el mejor alimento del mundo, ni estando a dieta ni sin estarlo. Ahora bien, variar un poco las comidas y cocinar cosas que te gusten pienso que es una de las cosas que tenemos que hacer si realmente queremos que la dieta no se nos haga cuesta arriba y abandonemos al tercer día.

¿Qué pasará mañana? Pues que me pondré una buena ración, la cual calculo que rondará las 800 kcal, y después me comeré una fruta y me quedaré tan agusto. A la noche me haré un filete de ternera a la plancha, y podré decir que he comido algo “prohibido” por muchas dietas y que lo he hecho estupendamente, sin remordimientos de conciencia y sabiendo que sigo perdiendo peso.

Reconozco que esta afirmación puede chocar a más de uno, sobre todo a la gente que tiene asociada en la cabeza que “dieta = lechuga y pechuga”, solo quiero hacerles ver lo equivocados que están :)

Menú

  • Desayuno: Café con leche, galletas, batido de proteínas (400 kcal).
  • Almuerzo: Fruta y yogur (200 kcal).
  • Comida: Arroz con magro y verduras (800 kcal).
  • Merienda: Fruta (100 kcal).
  • Cena: Filete de emperador a la plancha con 1 tomate (400 kcal).

Total del día = 1900 kcal.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 241: Vosotros sois mi mayor motivación. Gracias!

Pues muy contento he quedado con el pequeño experimento de ayer.

22 comentarios de gente distinta dándome su punto de vista y su experiencia con el blog, así que estoy asombrado y muy motivado para seguir adelante (y yo que pensaba que tendría que ponerme a escribir yo mismo comentarios falsos para no quedar demasiado mal jajaja).

Cuando comencé con el blog a finales de Enero lo hice a modo de entretenimiento y apoyo hacia mi causa, y la verdad es que nunca pensé que tendría tanta repercusión (desde la humildad lo digo, lo último que quiero es presumir, entre otras cosas porque yo no soy así). Ahora mismo me veo con una responsabilidad encima bastante grande, porque sé que no puedo fallar a mis lectores, y es algo que en cierta manera me “agobia” un poco :P

Pero bueno, hay que aprovechar esa presión para sacar fuerzas y seguir perdiendo peso!

Como anécdota (lo digo por ti Javi), ayer fui al gimnasio y al poner el dedo para abrir las barreras (funciona con huella) no pude entrar. El gerente me dijo que habían devuelto el recibo y que por eso no podía abrirme.

Los muy burros me han pasado el cargo a una antigua cuenta que ya tengo anulada (y eso que lo dejé claro en el anterior pago y les di la nueva), así que hoy me toca llamar a la central para ver cómo puedo arreglar el asunto. Con la tontería voy a estar un par de días sin poder pisar el gimnasio, en fin …

Menú

  • Desayuno: Café con leche, galletas, batido de proteínas (400 kcal).
  • Almuerzo: Yogur (100 kcal), trozo de fuet (200 kcal).
  • Comida: Sopa con 100 gramos de pasta (350 kcal) y 2 croquetas (250 kcal).
  • Merienda: Batido de proteínas con leche (300 kcal).
  • Cena: Filete bien grande a la plancha (300 kcal) y manzana (100 kcal).

Total del día = 2000 kcal.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 240: Un pequeño experimento, ¿podéis dejar un comentario?

Cada día suelo visitar las analíticas del blog, y veo que hay un buen porcentaje de visitas recurrentes (vamos, de gente que suele entrar a diario).

Si eres una de esas personas, pues la verdad es que me haría ilusión que dejases un comentario en esta misma entrada para ver a cuántos llegamos. Y ya que estamos, podrías decirme qué podría mejorar del blog (vale, lo primero sería el apartado “mi evolución”), qué echas en falta, alguna sugerencia …

Si no has dejado nunca ninguno te animo a que lo hagas, y a los que siempre estáis por aquí y os conozco, pues dejadlo también, que hablar con vosotros siempre es agradable :D

Ayer día muy tranquilo y relajado. Comí bien, dí un paseo por la tarde para estirar las piernas y ver cómo el verano se marchaba … Nada destacable la verdad, tan solo que paré en un bar para tomarme un refresco (light, por supuesto), y la tortilla que había en el expositor parecía que me estaba hablando y me rogaba que pidiese un pincho. Me mantuve fuerte, me tomé mi refresco a la velocidad del rayo y me fuí corriendo para casa a preparar la cena.

Menú

  • Desayuno: Café con leche, galletas, batido de proteínas (400 kcal).
  • Almuerzo: Bocadillo de jamón y tomate (400 kcal).
  • Comida: Lentejas y emperador a la plancha (700 kcal).
  • Merienda: Batido de protes (100 kcal).
  • Cena: Hamburguesa a la plancha y una manzana (350 kcal).

Total del día = 1950 kcal.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Mi experiencia con infusiones y pastillas para adelgazar

Hace un par de meses escribí un artículo haciendo una pequeña reflexión sobre las pastillas para adelgazar, y en él os comentaba que algún día contaría mi experiencia con ellas.

Pues bien, ese día ha llegado, y voy a intentar resumiros cuáles son las pastillas que he probado y cuáles han sido sus efectos en mi organismo. No voy a centrarme en los comprimidos más famosos (como las famosas xls medical o metabolic cla), pues esas pastillas en realidad nunca las he tomado, sino en otras que son menos conocidas. También incluiré algunas experiencias con hierbas e infusiones.

Y como siempre hago, voy a ser sincero en mi opinión sobre estos medicamentos/suplementos, para que vosotros toméis vuestra propia decisión y conclusiones.

Mis experimentos

En internet puedes encontrar multitud de webs donde comprar estas pastillas para adelgazar. En mi caso en particular digamos que he hecho un 50% de compras en internet, y otro 50% en tiendas físicas, pero eso sí, siempre sabiendo bien qué es lo que estoy comprando e informándome bien.

Sibutramina

La sibutramina es un medicamento que se puso de moda en España pues se perfilaba como un remedio excelente para perder peso.

En una ocasión que fui al endocrino me las recetó, y la verdad es que duré una semana tomando las dichosas pastillas. Mi experiencia con ellas fue realmente mala, pues te hacía un nudo en el estómago muy desagradable, el cual hacía imposible que pudieses comer nada. También recuerdo una sequedad de boca brutal, así como palpitaciones en el pecho.

Afortunadamente tomé la decisión de dejarlas de lado, cosa que por lo que veo acerté plenamente, ya que a los pocos meses fue retirada del mercado porque eran bastante peligrosas para la salud.

En definitiva, no las recomendaría bajo ninguna circunstancia.

Xenical

Esta pastilla en realidad no la he probado, pero tengo una experiencia de primera mano muy cercana, además de que en el prospecto hay algo que me llamó mucho la atención y me hizo mucha gracia.

Las pastillas de Xenical lo que hacen es evitar que absorbas la grasa, tal y como hacen las XLS, solo que su composición es mucho más fuerte.

Un amigo las tomó para perder unos pocos kilos, y cometió el error de ingerirlas un día que nos fuimos de comida por ahí. ¿El resultado? Pues creo que se tiró sentado en el WC toda la noche dando lo mejor de él.

Como curiosidad, si leéis el prospecto, recomiendan no llevar pantalones blancos durante los días que tomes ese medicamento. Yo es que me parto de la risa.

pastillas e infusiones para adelgazar

L-Carnitina

Cuando empecé en el gimnasio (y de eso ya hace muchos años), uno de los monitores me recomendó tomar L-Carnitina para mejorar la quema de grasas.

Como no tenía ni idea confié en él y me dijo que un amigo suyo lo vendía y bla bla bla. Total, que 30 euros me costó la broma y la verdad es que no me sirvió de nada.

Actualmente la utilización y eficacia de la L-Carnitina está en entredicho. Algunos estudios dicen que realmente ayuda a transportar la grasa a las células para mayor combustión de esta, y otros dicen que no sirven de nada y que es un placebo.

En mi caso, no recomendaría gastar dinero en este producto.

Animal Pak

El Animal Pak quizás sea una de las cosas más estúpidas que haya probado. Ojo, no digo que no funcione muy bien, pero para mis objetivos ojalá que hubiese destinado ese dinero a otro tipo de cosas.

Digamos que Animal Pak es un super suplemento vitamínico, que debe tomarse antes de ir al gimnasio porque te da una fuerza terrible. ¿Pero sabéis qué? Que me resultó imposible tomar las 11 pastillas que debíamos ingerir en cada toma. De hecho creo que lo hice 2 veces y guardé el bote en un armario, hasta que un día decidí tirarlo a la basura.

Sí, has leído bien, tenía que tomar 11 pastillas, cada una de ellas diferente, antes de ejercitarme. Realmente parecía un pavo comiendo pienso, y al principio entraban bien, pero cuando llevabas 6 o 7 aquello era un suplicio. Y es verdad que en el gimnasio estabas con mucha más fuerza, pero para alguien como yo que no es que tenga un nivel de deportista, no creo que merezca la pena.

Ah! Y no, no me he equivocado al escribir “Pak”, realmente se llama así :)

Tribulus terrestris

complemento de tribulusQuizás una de mis preferidas y con la que os podría contar una anécdota.

Estas pastillas lo que hacen es aumentar el nivel de testosterona en el cuerpo, lo que ayuda a la construcción de masa muscular. Como sabéis, para perder peso es ideal construir más musculatura porque de esa manera también aumentaremos la quema de calorías.

La estuve probando un par de meses y la verdad es que sí que noté sus efectos. ¿El problema? Pues que también aumenta mucho la libido, así que iba todo el día como un tanque apuntando a un techo.

¿La recomiendo? Sí, pero en el caso de que ya lleves cierto tiempo en el gimnasio y quieras dar un buen empujón a tu progresión (o a la parienta).

Creatina

La creatina es uno de los suplementos “top” en el gimnasio.

Lo que promete esta sustancia es una mayor recuperación entre series, aumentar la resistencia ante el ejercicio, mejorar notablemente la construcción de musculatura …

Particularmente es algo que todavía tengo que probar bien. La compré en su día pero no la utilicé bien, de hecho al poco de comprarla abandoné el gimnasio, pero realmente me llama la atención porque toda la gente que lleva tiempo en el gimnasio recomienda su toma.

Así que no os puedo dar una valoración sobre ella, pero si algún día la pruebo, prometo poner los resultados.

Cola de caballo

Quizás lo más “light” que he probado hasta la fecha. La cola de caballo es una planta que se vende en bolsitas para hacerlas en infusiones.

La empecé a tomar como remedio ante la retención de líquidos y tengo que decir que realmente funciona muy bien. La cola de caballo te hace orinar con mayor frecuencia, por lo que si te sientes hinchado y pesado es una buena ayuda.

Ahora bien, lo tomé durante unos pocos días y cuando terminé el paquete de infusiones no volví a comprar más. Simplemente no quería acostumbrarme a tomar este tipo de hierbas, aunque quería saber si realmente funcionaban.

Mi recomendación es que las tomes durante un par de días como mucho si has pasado por una etapa donde has comido demasiado (unas vacaciones o algo así). Después de esa depuración, te recomendaría que volvieses a tomar agua, que es lo más sano.

Y hasta aquí mis experiencias con pastillas y suplementos para adelgazar. ¿Vosotros tenéis alguna experiencia con ellas o con alguna que no haya probado? Si es así os agradecería que la dejáseis en los comentarios :D

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 238 y 239: Esta semana cambiamos de estación

Buenas a todos!

Por fin lunes! Tenemos por delante una semana más donde hay que ponerse las pilas y darlo todo, tanto en la dieta como en el gimnasio.

Por si no habíais caído en la cuenta, mañana martes cambiamos de estación del año. Dejamos atrás el verano, y la buena noticia es que va a ser el último donde vamos a tener complejos a la hora de quitarnos la camiseta en la piscina. También va a ser el último verano donde vamos a sudar como cerdos.

¿Y sabéis por qué? Pues porque para el verano que viene vamos a estar todos hechos unos figurines. Tenemos por delante 9 meses exactos, donde vamos a hacer una dieta estupenda, vamos a tomar la costumbre de hacer ejercicio todos los días, y vamos a tener que ahorrar dinero porque para el verano del año 2015 tendremos que renovar todo nuestro vestuario, ya que la ropa nos va a quedar grande.

Si todavía no estás decidido, te recomendaría que te tomases hoy lunes como un día de reflexión. Piensa bien en lo bonito que sería estar estos 9 meses haciendo algo que no habías hecho nunca, que es no defraudarte a ti mismo. Piensa en que 9 meses no son nada, que pasan volando, y piensa en cómo estarías si a partir de mañana te propusieses darlo todo en el gimnasio día a día, así como a llevar una dieta acorde a tus necesidades.

¿Te he convencido? Lo dicho, proponte un día como hoy como un punto de inflexión. Ve al gym que tengas más cerca de casa y apúntate. ¿Y sabes qué? Hoy come lo que te dé la gana, si te apetece ir al mc Donalds hazlo. Pero cuando estés comiéndote ese menú Big Mac, quiero que pienses en lo horrible que te sabe y en lo tremendamente perjudicial que es para ti el estar haciendo cosas así (tal y como llevas haciéndolo toda tu vida).

Y mañana, cuando te levantes, piensa en lo que realmente te está pasando: Es el día 1 de tu nueva vida, donde a cada hora que pase estarás más cerca de tu objetivo. Conforme pasen las semanas empezarás a verte mejor, a sentirte con más energía, a verte bien con esa ropa que antes no te entraba …

¿Entonces qué? ¿Vas a hacer todo lo posible para cambiar definitivamente?

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 237: Los 120 están cada vez más cerca

Sábado de tonelaje como viene siendo habitual. La báscula marcaba 125,5 , que es exactamente 1 kilo menos que la semana pasada :D

De las pocas veces que se cumple lo de “1 kilo por semana” eh? Bueno, como comprenderéis estoy muy contento y animado. Se nota que el empezar a moverme más está haciendo su efecto.

Este fin de semana voy a relajarme un poco. Además, esta noche creo que va a tocar cena marrana a base de pizza o algo parecido. Como siempre hago, intentaré acompañarla con agua en vez de con un refresco, y procuraré comportarme bien con los platos del aperitivo.

Por lo pronto hoy para comer ya me estoy preparando algo más “light”, así de esa manera compensaré un poquito con los excesos de la noche. Eso sí, la sal de frutas la tengo a mano, porque me conozco y sé que los ardores de estómago van a ser interesantes (si es que no aprendo joder).

Menú

  • Desayuno: Café con leche, galletas, batido de protes (400 kcal).
  • Almuerzo: Yogur y fruta (200 kcal).
  • Comida: Arroz blanco, acompañado de 3 albóndigas caseras (800 kcal).
  • Merienda: Batido de protes (100 kcal).
  • Cena: Tortilla a la francesa de 2 huevos, lata de atún, tomate (400 kcal).

Total del día = 1900 kcal.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook