Cómo eliminar líquidos en un solo día

En alguna ocasión te has sentido pesado, hinchado y con poca energía. A mi desde luego me pasaba mucho antes de empezar el blog, donde entre semana intentaba cuidarme, pero los fines de semana comía lo que se me antojaba sin mesura alguna.

Al llegar el lunes, la ropa me apretaba, y si me subía a la báscula veía que podía haber “engordado” 4 kilos desde el viernes sin ningún problema. Claro, todo eso no es grasa ni mucho menos, la gran mayoría de ese peso son líquidos.

También hay otros factores que pueden favorecer la retención de líquidos, como el calor, la menstruación … pero en realidad nos dá igual: queremos eliminar líquidos como sea, para sentirnos bien con nosotros mismos y para sentir esa sensación de ligereza y bienestar que teníamos antes.

Afortunadamente, para eliminar líquidos existen varios remedios que nos van a ir estupendamente. Estos remedios son naturales y no van a suponer ningún riesgo para nuestra salud, sino todo lo contrario. Una vez los pongas en práctica, notarás cómo empezarás a ir al aseo más asiduamente y en cuestión de horas te notarás mucho más deshinchado y ligero.

Eso sí, debes seguir estos consejos para eliminar líquidos durante el tiempo necesario hasta que te encuentres bien y sobre todo no hagas el tonto como lo hacía yo y evita cometer esas situaciones que lo único que hacen es perjudicarte a corto y medio plazo.

eliminando liquidos rapidamente

Primer consejo: Para eliminar líquido, bebe mucho líquido

Aunque suene contradictorio, necesitas hidratarte bien para eliminar el líquido que tienes retenido. Bebe agua, infusiones con sacarina … lo suficiente como para estar bien hidratado todo el día.

Beber la suficiente cantidad de agua revitalizará tus riñones y éstos comenzarán a trabajar adecuadamente, expulsando todas las sustancias tóxicas y líquidos innecesarios de tu cuerpo.

Así pues, hazte a la idea y ten siempre una botella de agua cerca de tí. Ve dando pequeños sorbos a lo largo del día. Si te cansas de beber siempre agua, puedes hacerte infusiones (infusiones de cola de caballo funcionan muy bien) o incluso tomarte un vasito o dos de coca cola light, que también hidrata y refresca.

Segundo consejo: Intenta cocinar sin sal

La sal retiene líquidos, por eso es mejor que cocines sin ella hasta que te encuentres bien.

De todas maneras, si eres una persona que tiene bien la tensión y nunca has tenido problemas cardiovasculares, cocinar con un poquito de sal no va a hacer que estés hinchado todo el día, así que esta solución aplícala si en realidad necesitas eliminar líquidos de forma brusca y rápida.

Tercer consejo: Masajes y ejercicio

Date una ducha con agua caliente y, una vez enjabonado, date un masaje por todo el cuerpo, dedicando especialmente atención en la barriga y en las piernas.

El masajear zonas donde se es propenso a almacenar líquidos hace que esos líquidos se movilicen, así que ayudarás a que se eliminen de forma natural si realizas ese masaje.

También es necesario que salgas a la calle y des un largo paseo. Mover el cuerpo ayuda a eliminar líquidos, por lo que te aconsejamos que planifiques una ruta y te ciñas a ella. Piensa que estás eliminando líquidos, así que si en esa ruta puedes hacer un alto en algún bar para entrar al aseo, mejor que mejor.

El masajear zonas donde se es propenso a almacenar líquidos hace que esos líquidos se movilicen, así que ayudarás a que se eliminen de forma natural si realizas ese masaje.

Un masaje o drenaje manual puede mejorar tu salud en general, ya que tiene beneficios para el sistema nervioso y el sistema inmune. Para realizarlo es tan sencillo como hacer movimientos lentamente sobre la zona a tratar para mejorar la circulación linfática, las inflamaciones y la retención de líquidos.

También es necesario que salgas a la calle y des un largo paseo. Mover el cuerpo ayuda a eliminar líquidos, por lo que te aconsejamos que planifiques una ruta y te ciñas a ella. Piensa que estás eliminando líquidos, así que si en esa ruta puedes hacer un alto en algún bar para entrar al aseo, mejor que mejor.

Cuarto consejo: Cuida la alimentación

Si de verdad quieres eliminar líquidos de forma rápida, una dieta cetogénica puede hacer mucho por ello (ojo, este tipo de dietas no son ni mucho menos mis favoritas, de hecho las aborrezco y no las recomiendo, pero reconozco que si las sigues durante un par de días son altamente diuréticas y no van a dañarte). Si no te animas a seguir una dieta cetogénica, puedes cuidar la alimentación, comiendo frutas y verduras a la hora de la cena, las cuales tienen mucha agua y fibra que te ayudará a ir al aseo. Otra forma excelente de depurar el cuerpo de forma intensa es hacer la dieta de la piña durante unos cuantos días. La piña es muy diurética y te ayudará a deshincharte en muy poco tiempo.

Cuidar la alimentación es fundamental para eliminar líquidos, de hecho es el 80% del éxito en esta tarea. Sobre todo, cuida la cena, pues es la comida donde más grasa (y líquidos) podemos acumular si no hacemos las cosas bien.

Siguiendo estos 4 consejos, te aseguro que la pérdida de líquido va a ser rápida y tu salud no se va a ver comprometida. En unos pocos días (incluso te puedo asegurar que en muchos casos sólo deberás hacerlo 1 solo día) volverás a sentirte bien contigo mismo y esa sensación de pesadez desaparecerá.

Una última advertencia para que quede claro

Estos consejos son los que utilizaba yo para sentirme bien en un tiempo récord. Los seguía durante uno o dos días como mucho, y realmente se notaba la pérdida de peso y la eliminación de líquidos.

Los tres primeros consejos te recomiendo que los sigas y notarás sus resultados. El cuarto os aseguro que no os va a hacer daño (el de seguir una dieta baja en hidratos de carbono durante dos días o así), pero os repito que no es la mejor opción bajo mi punto de vista.

Quería ser sincero con vosotros y explicaros qué hacía en un pasado para eliminar esos molestos líquidos. Desde luego que funcionaban de maravilla, pero sobre todo intentad evitar como sea esos atracones de comida de los fines de semana, porque realmente ahora me doy cuenta de las tonterías que hacía comiendo sin moderación.

Si tienes algún truco más estaría muy bien que lo compartieses en los comentarios :)

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Hoy (que cumplo 35 años), vuelvo a nacer

Un día como hoy, 35 años atrás, mi madre se preparaba para ir a trabajar (si amigos, el día que trajo al mundo a un espécimen como yo de 4,5 kilos, por la mañana se fué a currar, toda una campeona).

A las 5 de la tarde, después de un parto rápido, el que escribe estas líneas ya estaba en el mundo dando por saco. Un “cacho mostrenco”, más feo que un pié sudado, era motivo de celebración para sus padres y abuelos.

¿Y por qué os cuento esto? Pues porque siempre he dicho que, pase lo que pase, me tendréis por aquí hasta que el cuerpo aguante. Y entonces, ¿por qué has estado casi 4 meses sin decir nada? Pues porque el día 1 de Noviembre del año pasado, sufrí un accidente de tráfico que me dejó hecho una auténtica porquería …

El día que me dí cuenta las tonterías que he estado haciendo

Un domingo, iba camino a casa de mis padres para comer con ellos. Iba solo en el coche, y realmente no tenía ninguna prisa, así que iba relajado.

Paré en un semáforo en rojo, y me puse a pensar en mis cosas. Todo era perfecto, pero un capullo (que iba con dos copas de más) me embistió por detrás a una velocidad bastante elevada.

No os puedo describir el dolor que sentí en aquel momento. La embestida fué muy dura, y aunque es verdad que estaba con la espalda apoyada correctamente en el respaldo, sentí como si mi columna se partiese en dos. Realmente en aquel momento pensé que me había dejado paralítico, aunque afortunadamente no fué así.

En varias ocasiones os he comentado que yo tengo un par de hernias discales. La cuestión es que, esas hernias, son un poco “particulares” porque la “almohadilla” que hay entre vértebra y vértebra en realidad está como seca, es decir, que no tengo amortiguación ninguna, y eso hace que de vez en cuando sufra lumbalgias.

Al colisionar, ese golpe seco hizo que las vértebras hiciesen una especie de pinza a los nervios que hay alrededor, dejándome como me dejó, sin apenas movimiento en las piernas. Fué algo realmente angustioso y que no se lo deseo a nadie.

El resultado de ese accidente fué una lumbociática aguda, donde se me propuso operarme (cosa a lo que me negué), un esguince cervical que hacía que me marease a cada momento, y muchos dolores, demasiados.

Apenas tenía fuerzas de levantar la tapa del portátil, y así he estado durante casi 3 meses. Durante las primeras semanas, era incapaz de caminar más de 10 metros sin sentir angustias. Realmente lo he pasado fatal, pero aquí estoy de nuevo.

Pero como siempre hago, intento sacar lo mejor de las cosas malas que me ocurren, y en este caso, me he dado cuenta que, en muchas ocasiones, damos demasiada importancia a cosas que realmente no la tienen, y que somos tremendamente vulnerables y en cualquier momento nuestras circunstancias pueden cambiar en apenas un segundo.

Durante este tiempo que he estado de baja, he podido reflexionar seriamente y me he dado cuenta que en mi vida he hecho muchas tonterías. He comido guarradas cuando no tocaba comerlas, he preferido quedarme en el sofá cuando tendría que haberme ido al gimnasio, a veces he comido a escondidas, cuando sé que eso es algo que lo único que me hace es daño …

También me ha dado tiempo a leer mucho, a ver muchos vídeos sobre nutrición, y esto ha hecho que determinadas cosas que hacía hasta el día de hoy, las ponga en entredicho (ya os lo explicaré más adelante con tranquilidad).

¿Cuál ha sido el resultado de tu baja?

Ya no recuerdo el peso en el que estaba el día del accidente, porque la verdad, llevaba un tiempo relajado en ese aspecto.

Ahora bien, después de casi 4 meses inmovilizado, he ganado peso, mucho. La putada es que ese peso ganado no ha sido por haberme descuidado en la alimentación, ha sido una mezcla entre las pocas calorías que he gastado y toda la medicación que he tenido que tomar (pastillas con corticoides entre otras cosas).

Así que hoy, a día 18 de febrero, me planto en 137 kilos, que son casi 20 kilos más de mi mínimo, ¿pero sabéis qué? NO ME IMPORTA EN ABSOLUTO. Doy gracias por encontrarme bien y por estar todavía en este mundo. Quiero hacer muchas cosas, disfrutar la vida, y veros mucho por aquí.

Espero que no os hayáis preocupado mucho por mi, y espero de verdad poder volver a mi racha de pérdida de peso. Vengo con más ganas que nunca, y recordad dar un beso al salir de casa a vuestros seres queridos. Yo es algo que hago desde que tuve el accidente :)

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Este Halloween, a portarse bien !

Aún recuerdo cuando era un crío que aquello de “Halloween” era como una fiesta rara “de los americanos”, donde sabíamos que los chavales se disfrazaban, pero poco más.

Hoy en día, por cualquier sitio donde te muevas, siempre vas a ver a los chavales disfrazados, pidiéndote caramelos y pasándolo en grande. La verdad es que da gusto verlos, pero si hay algo que “odio” de estas fechas es lo que lleva asociado.

En España es tradición en estos días comer buñuelos de viento (rellenos de crema) y huesos de santo … Y tengo que reconocer que me encantan.

Es verdad que no soy una persona apasionada de los dulces, pero estos me gustan mucho, y no puedo evitar comprar una bandejita cuando llega este fin de semana para comerla como postre, es una debilidad.

quien puede decir que no?

quien puede decir que no?

Ahora bien, aunque es cierto que puedo tener ese pequeño pecado, el resto del fin de semana lo llevo bien, comiendo como es debido, y más teniendo en cuenta lo que he decidido durante estos días (por eso os estoy contando este rollo).

¿Cuándo vas a pesarte?

Normalmente los sábados me pesaba y escribía mis avances por aquí, pero ¿qué pasaba? Pues que mentalmente me relajaba, y al final siempre acababa picoteando cosas que no debía.

El cambio de estrategia es el siguiente. A partir de ahora voy a pesarme los lunes. De esa manera, el fin de semana me controlaré más y no caeré en la tentación de comer cosas prohibidas. Es un pequeño truco que, aunque parezca muy tonto, estoy seguro que va a ayudarme a seguir perdiendo peso.

Confieso que hace mucho que no me peso, pero no estoy preocupado porque me he mantenido bien durante todo este tiempo.

Así que nada, el lunes nos veremos por aquí y os contaré qué tal ha ido todo. Vosotros no caigáis en la tentación, ya os comeréis todos los buñuelos el año que viene, cuando tengáis un cuerpo de 10 !

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

¿Hacemos un trato? Nos vemos los lunes y los viernes :)

Hola a todos!

Pues sí, la verdad es que no tengo vergüenza.

Desde el último post que escribí ya ni recuerdo cuándo, he tenido esto totalmente abandonado, sin contestar a comentarios y sin apenas hacer caso al mail.

Debo confesaros que no estoy en mi mejor momento, ni en lo personal ni en el tema de la dieta, y es quizás por eso por lo que apenas entro al blog, o por lo que me dá pereza escribir tanto como hacía antes.

Por eso mismo he decidido que, lo primero que voy a hacer al empezar la semana, es entrar aquí y contar mis avances y/o debilidades, así como los viernes, que intentaré escribir un post más enfocado a algo en particular (algún tipo de dieta, algún consejo, etc).

Con respecto a estos últimos días, he reflexionado seriamente y veo que no voy por el buen camino. Dejadme que os deje un poco con la intriga, cosa que os aclararé este viernes. Quiero escribir un post reflexivo, y no explicar mi situación en apenas un par de líneas :)

Resumiendo, no os preocupéis demasiado por mi porque me encuentro bien. Solamente tengo que poner en orden un par de cosas de mi vida particular y espero volver a “ser el de antes”, que era tan pesado escribiendo casi a diario, y donde os contaba las tonterías que se me pasaban por la cabeza.

Espero que vosotros os encontréis bien y que sigáis adelante con vuestro proyecto de encontrar el cuerpo que realmente os ayude a sentiros bien con vosotros mismos. Yo aunque ahora mismo lo tengo un poco en “pausa”, no me olvido de la web ni de mi promesa.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

De vuelta, y con más fuerzas que nunca!

Muy buenas !

Por fin oficialmente para mi ha acabado el verano! Y vuelvo con muchas fuerzas, os explico por qué.

Antes de nada, quiero pediros perdón por no haber atendido debidamente el blog, y por haberos abandonado en cierta manera. Lo siento mucho, de verdad, pero os comento que he llevado dos meses donde he desconectado de todo, y cuando digo de todo es de todo.

Me hacía mucha falta cambiar de hábitos, dedicarme a mis cosas, resetear la mente …

Me he “olvidado” de la dieta, he dejado el gimnasio de lado, a mi segundo trabajo no le he dedicado mucho tiempo … Vamos, que he cambiado mi día a día radicalmente, y la verdad es que me ha servido de mucho y me ha venido de maravilla 😀

Ahora bien, he seguido cuidando mi alimentación, y dando largas caminatas por la tarde. No os penséis que me he descuidado del todo, entre otras cosas porque no quiero perder en un par de meses lo que tanto me ha costado conseguir durante este tiempo en el que os he dado la tabarra.

Solamente quería hacer esta pequeña actualización para deciros que sigo aquí, que voy a intentar contestar a todos los correos que habéis mandado durante este tiempo, y que tenéis Luis para rato, porque tengo muchas ganas de seguir adelante con mi reto, y contaros cómo me está funcionando todo :)

¿Y vosotros? ¿Tenéis alguna novedad?

Besos para tod@s!

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Vaya veranito (asqueroso) que llevo !

Hola qué tal queridos lectores/as ?

No penséis que he abandonado mi blog ni nada que se le parezca, es que de verdad que llevo un mes de locos, sin parar, y apenas tengo tiempo para mi y para mis cosas.

Como os comenté, durante el mes de Agosto y Septiembre voy a estar en dos trabajos a la vez. Por la mañana estoy en una oficina, haciendo un trabajo que nada tiene que ver con mi formación, y por la tarde me dedico a mis proyectos web. En definitiva, que no tengo un minuto libre, y sé que no está bien porque al fin y al cabo os tengo semi abandonados, así que me he propuesto levantarme un poco antes algún día a la semana e ir contandoos mis avances.

Sinceridad ante todo

Tengo que seros sinceros y deciros que durante este mes no he sido aplicado en mi alimentación.

No es que esté comiendo lo que quiera, casi al contrario. Apenas tengo tiempo para poder cocinar en condiciones, así que casi todos los días estoy alimentándome a base de bocadillos (llevados de casa), y por la noche intento compensar un poco haciéndome algo a la plancha, tipo filetes de ternera, pechugas de pollo y cosas del estilo.

Pero está claro que no lo estoy haciendo bien porque el peso es el mismo. Noto que no adelgazo nada, y por si fuera poco, llevo desde principios de mes sin hacer deporte.

Sí, estoy faltando a mis principios, y soy consciente de ello.

Ojalá pudiera deciros que llevo un verano de locura, pero que aún así estoy siendo fiel a mi pérdida de peso y estoy acudiendo al gimnasio todos los días. Sería mentira, y eso es algo que no quisiera contar por aquí para quedar bien ante vosotros.

Eso sí, la situación no me preocupa demasiado. Sé que es algo temporal, y que el día 1 de Octubre volveré a ser “libre” y podré llevar una vida como la que llevaba antes, donde trabajaba mucho, pero dedicaba unas horas para mi y para mi salud :)

Con respecto a los comentarios que me habéis dejado en el blog, procuraré ir contestándolos poco a poco, así como los emails que recibo. Siento no ser tan aplicado como antes, así que os pido un poco de paciencia.

Una vez releído el post, parece como que me estoy quejando de mi situación. Nada más lejos de la realidad. Aunque vaya un poco estresado, estoy contento y feliz. Hago lo que me gusta, estoy ganando un dinerito extra, y en definitiva me está sirviendo para resetear un poco la mente, que falta me hacía.

Espero que vosotros estéis bien y que durante estos meses estéis notando progresos en vuestros proyectos personales. ¿Tenéis alguna novedad? Dejadme un comentario y contad un poco cómo os está yendo! 😀

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Gracias Vodafone/Ono

Por dejarme casi 5 días sin internet.

El lunes me levanté como siempre y a las 7 de la mañana me quedé sin conexión. Después de 1000 llamadas, amenazas de baja, etc, ayer por la tarde por fin vino un técnico y me pudo arreglar el fallo que tenía.

Después de estar 4 días parado, he perdido dinero por no poder trabajar, tengo muchas cosas pendientes que hacer, y encima me encuentro con 34 comentarios en espera de ser moderados y varios esperando una respuesta.

En fin, dejadme que me desahogue un poco, y deciros que si bien es cierto que las personas que me atendieron por teléfono fueron muy amables, me da la sensación de que Vodafone/Ono ha decidido ahorrar dinero subcontratando a la mínima cantidad de empresas para atender a domicilio reparaciones, de ahí la tremenda espera que he tenido que sufrir.

Novedades: Estoy adelgazando casi sin querer

En estos días, estoy perdiendo peso casi sin proponérmelo.

En España hay una ola de calor tremenda, de esa que te derrite hasta las ideas. Si a eso le sumamos el tremendo grado de humedad que existe en mi ciudad, tenemos como resultado que estoy todo el día sudando sin parar, sin ganas de poner un pié en la calle, y con unas nulas ganas de comer.

Sin ir más lejos, ayer creo que apenas llegué a las 1000 kcal en todo el día. Sí, sé que está muy mal, y por supuesto que es algo que no quiero mantener durante mucho tiempo, pero no sabéis el gusto que da ponerse a cocinar ahora, y luego sentarse a comerse un plato de macarrones, cuando lo que te apetece es tomarte una fruta y sentarte en el sofá con el aire acondicionado a tope.

En fin, que particularmente llevo el verano muy mal, pero bueno, no voy a hacerle mucho caso, tampoco se puede estar cómodo el 100% del tiempo :)

Además, durante el mes de Agosto y Septiembre, voy a trabajar por cuenta ajena en una empresa (y por la tarde seguiré trabajando en lo mio). Eso implica tener que vestirse con pantalones largos, zapatos, camisa, etc. Un gustazo y muy cómodo con este caloret !

Así que nada, me espera un verano interesante donde no voy a parar. Quizás sea el último empujón que necesito para llegar por fin a mi peso, cosa que voy a intentar aprovechar 😀

En Octubre probablemente me cogeré unos días de vacaciones y aprovecharé para irme por ahí (si todo va bien, ya lo veremos).

Por aquí me tenéis de nuevo. Poned unas velitas a San Pancracio para que no me quede derretido por la calle, y recordad que pase lo que pase, no busquéis excusas para no cumplir vuestros objetivos! (que si hace calor, que si es verano, que si no me apetece … No seas gilip …!)

¿Y vosotros? ¿Cómo lleváis lo vuestro?

Muchos besos :)

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Miedo a la báscula, ¿a quién no le ha pasado?

Muy buenas !

En mi ciudad han sido fiestas y la verdad es que no me he portado bien. Se juntan varias cosas que merecen una celebración sí o sí, y claro, me he dejado llevar y no puede ser. Así que este sábado quise pesarme … Pero no me atreví 😛

Así que aquí me veo, un lunes totalmente normal, escribiendo estas líneas para que sepáis que uno no es de piedra, y con remordimientos de conciencia, pero con muchas ganas de comenzar de nuevo una rutina buena de alimentación, porque hay que ver cómo se nota cuando uno se pasa con la comida, ahora me siento muy pesado, sin energías, como si estuviese “envenenado”. Sin duda es una sensación muy extraña.

A terminar (y planificar) varios trabajos, y luego otra vez a tope

Además, en España parece que ha entrado el verano por la puerta grande. La semana pasada por la noche aún se podía respirar y hacía cierto fresquito, pero hoy ya parecía que estábamos en pleno desierto, con una ola de calor que lo único que hace es querer quedarte en casa con el aire acondicionado a tope.

Por si fuera poco, mi ritmo de trabajo en este verano se va a multiplicar por dos, así que tengo que planificarme bien si no quiero que durante estos 3 meses mi vida se resuma en levantarme, ponerme frente al ordenador y echarme a dormir. Es algo que tengo muy claro, no voy a volver a caer en el error de anteponer mi trabajo a mi salud. En épocas pasadas así lo he hecho, y así me ha ido, con unos dolores de espalda terribles, y sin avances significativos en cuanto a la pérdida de peso se refiere.

En fin, que quería poneros al día, siendo sincero como sabéis que soy. Y como siempre digo, siempre que tenga un rato, actualizaré el blog. No os penséis que voy a retirarme sin decir nada, aquí me tenéis dando la brasa hasta el día que me muera (o que os canséis de mi, que espero que sea antes lo segundo que lo primero :P).

¿Y vosotros? ¿Tenéis alguna novedad?

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

¿Qué tipo de vida quieres llevar?

Debo reconocer que llevo una temporada un tanto raro.

No sé si será cosa de que estos cambios de tiempo me están afectando, o de si que el hecho de estar ya cerca de mi objetivo están haciendo que me relaje, que sinceramente no me encuentro bien, estoy como disperso, y ya no me refiero al hecho de escribir o no en el blog, me refiero también a otros campos de mi vida.

Cuando este tipo de cosas me pasan, suelo tomarme un par de días libres para desconectar y reflexionar, y justamente es lo que he hecho este fin de semana. Estas reflexiones me ayudan a simplificar, lo cual para mi es fundamental si quiero seguir en el buen camino. Y el otro día justamente me hice un pequeño esquema en una libreta, al cuál titulé “Qué tipo de vida quieres llevar?”.

Como me pareció un buen ejemplo, le he hecho una foto con el móvil para que lo podáis leer, y así de paso me decís la letra de chica que tengo.

tipo de vida

Es tan sencillo como lo que estáis leyendo.

¿Qué queréis en vuestra vida? ¿Poder disfrutarla plenamente, alcanzando la “auténtica felicidad”? ¿O preferís atiborraros a alimentos insalubres y vivir una especie de “sueño” donde la realidad es que os estáis matando?

Quizás pueda pareceros una tontería, pero estas pequeñas reflexiones que hago de vez en cuando son las que me motivan en muchas ocasiones a seguir adelante.

Durante muchos años estuve en la opción 1, autoengañándome, pensando que estaba bien, que mis kilos no eran para tanto. Ahora mismo estoy en la opción 2, donde la comida no es la protagonista de mi vida y donde poco a poco me voy sintiendo mejor conmigo mismo.

¿En qué opción quieres vivir tú?

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Pequeños cambios respecto al blog

Muy buenas!

Una vez instalado de nuevo en casa, me he tomado un par de días para ponerme al día respecto al trabajo, y también para reflexionar un poco sobre el futuro de este blog.

He tomado la decisión de comprometerme más con esta bitácora. Después de estos días de ausencia, he visto que detrás de la pantalla del PC existe un número increíble de buenas personas que se preocupan por mi (y eso que ni nos conocemos!). Así que lo único que puedo hacer por ellas es darlo todo con la web día a día, escribiendo mis majaderías, éxitos y fracasos.

Así pues, si viéseis que estoy una temporada larga sin escribir, podéis comenzar a preocuparos porque algo me ha pasado :P. De todas maneras, llegado el caso de que no pudiese acceder al blog, publicaría algo por las redes sociales, que las tengo algo paradas.

Con respecto al tema de Facebook, Twitter, etc, creo que voy a empezar a trabajarlas un poco más, sobre todo Facebook, donde voy a comenzar a publicar mucho más (incluso llegado el momento podría poner alguna foto mía). Solo os pido paciencia, porque en realidad soy bastante vergonzoso y no me agrada nada la idea (al menos de momento), de hecho debo confesaros que no tengo Facebook personal, porque nunca me ha llamado la atención, pero bueno, por vosotros intentaré hacer la excepción 😛

También quisiera modificar mi diario de alimentación. Como sabéis, siempre me dedicaba a escribir cosas del tipo “Día X: …”. En los últimos tiempos, me daba la sensación de que siempre escribía lo mismo y que me dejaba otras cosas más importantes de las que quería escribir. Así que mi rutina de comida diaria voy a dejarla apartada de momento, para escribir lo que se me pase por la cabeza (y así comprobaréis que muy cuerdo no estoy la verdad :P). Eso no quiere decir que, de vez en cuando, haga un post recopilatorio de la comida de la semana, para que veáis lo que sigo comiendo día a día.

Por último, tengo muchas ganas de sacar tiempo para comenzar un canal en Youtube. Cocinar es una de mis pasiones, y creo que podría enseñaros muchas recetas light. Ahora bien, no tengo tiempo para ponerme a investigar ni para editar videos (de hecho es que no tengo ni idea), pero bueno, voy a intentar formarme un poco en ello cuando tenga algún rato libre.

Por lo demás, daros las gracias a tod@s por el apoyo y los mensajes recibidos. Como os he dicho en alguna ocasión, comencé el blog por un tema personal, y a día de hoy me siento abrumado por la cantidad de visitas, emails y comentarios que váis dejando día a día. Noto una gran responsabilidad a mis espaldas, y espero no defraudaros nunca (aunque algunas veces sea muy difícil contentar a todos!).

Un besazo!

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook