Día 240: Un pequeño experimento, ¿podéis dejar un comentario?

Cada día suelo visitar las analíticas del blog, y veo que hay un buen porcentaje de visitas recurrentes (vamos, de gente que suele entrar a diario).

Si eres una de esas personas, pues la verdad es que me haría ilusión que dejases un comentario en esta misma entrada para ver a cuántos llegamos. Y ya que estamos, podrías decirme qué podría mejorar del blog (vale, lo primero sería el apartado “mi evolución”), qué echas en falta, alguna sugerencia …

Si no has dejado nunca ninguno te animo a que lo hagas, y a los que siempre estáis por aquí y os conozco, pues dejadlo también, que hablar con vosotros siempre es agradable :D

Ayer día muy tranquilo y relajado. Comí bien, dí un paseo por la tarde para estirar las piernas y ver cómo el verano se marchaba … Nada destacable la verdad, tan solo que paré en un bar para tomarme un refresco (light, por supuesto), y la tortilla que había en el expositor parecía que me estaba hablando y me rogaba que pidiese un pincho. Me mantuve fuerte, me tomé mi refresco a la velocidad del rayo y me fuí corriendo para casa a preparar la cena.

Menú

  • Desayuno: Café con leche, galletas, batido de proteínas (400 kcal).
  • Almuerzo: Bocadillo de jamón y tomate (400 kcal).
  • Comida: Lentejas y emperador a la plancha (700 kcal).
  • Merienda: Batido de protes (100 kcal).
  • Cena: Hamburguesa a la plancha y una manzana (350 kcal).

Total del día = 1950 kcal.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Mi experiencia con infusiones y pastillas para adelgazar

Hace un par de meses escribí un artículo haciendo una pequeña reflexión sobre las pastillas para adelgazar, y en él os comentaba que algún día contaría mi experiencia con ellas.

Pues bien, ese día ha llegado, y voy a intentar resumiros cuáles son las pastillas que he probado y cuáles han sido sus efectos en mi organismo. No voy a centrarme en los comprimidos más famosos (como las famosas xls medical o metabolic cla), pues esas pastillas en realidad nunca las he tomado, sino en otras que son menos conocidas. También incluiré algunas experiencias con hierbas e infusiones.

Y como siempre hago, voy a ser sincero en mi opinión sobre estos medicamentos/suplementos, para que vosotros toméis vuestra propia decisión y conclusiones.

Mis experimentos

En internet puedes encontrar multitud de webs donde comprar estas pastillas para adelgazar. En mi caso en particular digamos que he hecho un 50% de compras en internet, y otro 50% en tiendas físicas, pero eso sí, siempre sabiendo bien qué es lo que estoy comprando e informándome bien.

Sibutramina

La sibutramina es un medicamento que se puso de moda en España pues se perfilaba como un remedio excelente para perder peso.

En una ocasión que fui al endocrino me las recetó, y la verdad es que duré una semana tomando las dichosas pastillas. Mi experiencia con ellas fue realmente mala, pues te hacía un nudo en el estómago muy desagradable, el cual hacía imposible que pudieses comer nada. También recuerdo una sequedad de boca brutal, así como palpitaciones en el pecho.

Afortunadamente tomé la decisión de dejarlas de lado, cosa que por lo que veo acerté plenamente, ya que a los pocos meses fue retirada del mercado porque eran bastante peligrosas para la salud.

En definitiva, no las recomendaría bajo ninguna circunstancia.

Xenical

Esta pastilla en realidad no la he probado, pero tengo una experiencia de primera mano muy cercana, además de que en el prospecto hay algo que me llamó mucho la atención y me hizo mucha gracia.

Las pastillas de Xenical lo que hacen es evitar que absorbas la grasa, tal y como hacen las XLS, solo que su composición es mucho más fuerte.

Un amigo las tomó para perder unos pocos kilos, y cometió el error de ingerirlas un día que nos fuimos de comida por ahí. ¿El resultado? Pues creo que se tiró sentado en el WC toda la noche dando lo mejor de él.

Como curiosidad, si leéis el prospecto, recomiendan no llevar pantalones blancos durante los días que tomes ese medicamento. Yo es que me parto de la risa.

pastillas e infusiones para adelgazar

L-Carnitina

Cuando empecé en el gimnasio (y de eso ya hace muchos años), uno de los monitores me recomendó tomar L-Carnitina para mejorar la quema de grasas.

Como no tenía ni idea confié en él y me dijo que un amigo suyo lo vendía y bla bla bla. Total, que 30 euros me costó la broma y la verdad es que no me sirvió de nada.

Actualmente la utilización y eficacia de la L-Carnitina está en entredicho. Algunos estudios dicen que realmente ayuda a transportar la grasa a las células para mayor combustión de esta, y otros dicen que no sirven de nada y que es un placebo.

En mi caso, no recomendaría gastar dinero en este producto.

Animal Pak

El Animal Pak quizás sea una de las cosas más estúpidas que haya probado. Ojo, no digo que no funcione muy bien, pero para mis objetivos ojalá que hubiese destinado ese dinero a otro tipo de cosas.

Digamos que Animal Pak es un super suplemento vitamínico, que debe tomarse antes de ir al gimnasio porque te da una fuerza terrible. ¿Pero sabéis qué? Que me resultó imposible tomar las 11 pastillas que debíamos ingerir en cada toma. De hecho creo que lo hice 2 veces y guardé el bote en un armario, hasta que un día decidí tirarlo a la basura.

Sí, has leído bien, tenía que tomar 11 pastillas, cada una de ellas diferente, antes de ejercitarme. Realmente parecía un pavo comiendo pienso, y al principio entraban bien, pero cuando llevabas 6 o 7 aquello era un suplicio. Y es verdad que en el gimnasio estabas con mucha más fuerza, pero para alguien como yo que no es que tenga un nivel de deportista, no creo que merezca la pena.

Ah! Y no, no me he equivocado al escribir “Pak”, realmente se llama así :)

Tribulus terrestris

complemento de tribulusQuizás una de mis preferidas y con la que os podría contar una anécdota.

Estas pastillas lo que hacen es aumentar el nivel de testosterona en el cuerpo, lo que ayuda a la construcción de masa muscular. Como sabéis, para perder peso es ideal construir más musculatura porque de esa manera también aumentaremos la quema de calorías.

La estuve probando un par de meses y la verdad es que sí que noté sus efectos. ¿El problema? Pues que también aumenta mucho la libido, así que iba todo el día como un tanque apuntando a un techo.

¿La recomiendo? Sí, pero en el caso de que ya lleves cierto tiempo en el gimnasio y quieras dar un buen empujón a tu progresión (o a la parienta).

Creatina

La creatina es uno de los suplementos “top” en el gimnasio.

Lo que promete esta sustancia es una mayor recuperación entre series, aumentar la resistencia ante el ejercicio, mejorar notablemente la construcción de musculatura …

Particularmente es algo que todavía tengo que probar bien. La compré en su día pero no la utilicé bien, de hecho al poco de comprarla abandoné el gimnasio, pero realmente me llama la atención porque toda la gente que lleva tiempo en el gimnasio recomienda su toma.

Así que no os puedo dar una valoración sobre ella, pero si algún día la pruebo, prometo poner los resultados.

Cola de caballo

Quizás lo más “light” que he probado hasta la fecha. La cola de caballo es una planta que se vende en bolsitas para hacerlas en infusiones.

La empecé a tomar como remedio ante la retención de líquidos y tengo que decir que realmente funciona muy bien. La cola de caballo te hace orinar con mayor frecuencia, por lo que si te sientes hinchado y pesado es una buena ayuda.

Ahora bien, lo tomé durante unos pocos días y cuando terminé el paquete de infusiones no volví a comprar más. Simplemente no quería acostumbrarme a tomar este tipo de hierbas, aunque quería saber si realmente funcionaban.

Mi recomendación es que las tomes durante un par de días como mucho si has pasado por una etapa donde has comido demasiado (unas vacaciones o algo así). Después de esa depuración, te recomendaría que volvieses a tomar agua, que es lo más sano.

Y hasta aquí mis experiencias con pastillas y suplementos para adelgazar. ¿Vosotros tenéis alguna experiencia con ellas o con alguna que no haya probado? Si es así os agradecería que la dejáseis en los comentarios :D

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 238 y 239: Esta semana cambiamos de estación

Buenas a todos!

Por fin lunes! Tenemos por delante una semana más donde hay que ponerse las pilas y darlo todo, tanto en la dieta como en el gimnasio.

Por si no habíais caído en la cuenta, mañana martes cambiamos de estación del año. Dejamos atrás el verano, y la buena noticia es que va a ser el último donde vamos a tener complejos a la hora de quitarnos la camiseta en la piscina. También va a ser el último verano donde vamos a sudar como cerdos.

¿Y sabéis por qué? Pues porque para el verano que viene vamos a estar todos hechos unos figurines. Tenemos por delante 9 meses exactos, donde vamos a hacer una dieta estupenda, vamos a tomar la costumbre de hacer ejercicio todos los días, y vamos a tener que ahorrar dinero porque para el verano del año 2015 tendremos que renovar todo nuestro vestuario, ya que la ropa nos va a quedar grande.

Si todavía no estás decidido, te recomendaría que te tomases hoy lunes como un día de reflexión. Piensa bien en lo bonito que sería estar estos 9 meses haciendo algo que no habías hecho nunca, que es no defraudarte a ti mismo. Piensa en que 9 meses no son nada, que pasan volando, y piensa en cómo estarías si a partir de mañana te propusieses darlo todo en el gimnasio día a día, así como a llevar una dieta acorde a tus necesidades.

¿Te he convencido? Lo dicho, proponte un día como hoy como un punto de inflexión. Ve al gym que tengas más cerca de casa y apúntate. ¿Y sabes qué? Hoy come lo que te dé la gana, si te apetece ir al mc Donalds hazlo. Pero cuando estés comiéndote ese menú Big Mac, quiero que pienses en lo horrible que te sabe y en lo tremendamente perjudicial que es para ti el estar haciendo cosas así (tal y como llevas haciéndolo toda tu vida).

Y mañana, cuando te levantes, piensa en lo que realmente te está pasando: Es el día 1 de tu nueva vida, donde a cada hora que pase estarás más cerca de tu objetivo. Conforme pasen las semanas empezarás a verte mejor, a sentirte con más energía, a verte bien con esa ropa que antes no te entraba …

¿Entonces qué? ¿Vas a hacer todo lo posible para cambiar definitivamente?

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 237: Los 120 están cada vez más cerca

Sábado de tonelaje como viene siendo habitual. La báscula marcaba 125,5 , que es exactamente 1 kilo menos que la semana pasada :D

De las pocas veces que se cumple lo de “1 kilo por semana” eh? Bueno, como comprenderéis estoy muy contento y animado. Se nota que el empezar a moverme más está haciendo su efecto.

Este fin de semana voy a relajarme un poco. Además, esta noche creo que va a tocar cena marrana a base de pizza o algo parecido. Como siempre hago, intentaré acompañarla con agua en vez de con un refresco, y procuraré comportarme bien con los platos del aperitivo.

Por lo pronto hoy para comer ya me estoy preparando algo más “light”, así de esa manera compensaré un poquito con los excesos de la noche. Eso sí, la sal de frutas la tengo a mano, porque me conozco y sé que los ardores de estómago van a ser interesantes (si es que no aprendo joder).

Menú

  • Desayuno: Café con leche, galletas, batido de protes (400 kcal).
  • Almuerzo: Yogur y fruta (200 kcal).
  • Comida: Arroz blanco, acompañado de 3 albóndigas caseras (800 kcal).
  • Merienda: Batido de protes (100 kcal).
  • Cena: Tortilla a la francesa de 2 huevos, lata de atún, tomate (400 kcal).

Total del día = 1900 kcal.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deportes para el pinzamiento lumbar

¿Estás recuperándote de un pinzamiento lumbar y no quieres que nunca más te ocurra? La verdad es que esos pinzamientos son muy dolorosos e incapacitantes, por eso es muy importante conocer qué deportes pueden disminuir las posibilidades de que esta situación vuelva a pasar. Te recomendamos que visites el artículo sobre el pinzamiento lumbar que escribí hace unos meses, de esa manera podrás aclarar muchas dudas.

El pinzamiento lumbar (también llamado ciática o lumbalgia) es un malestar que, si llevamos la rutina correcta, casi que nos podemos olvidar de él y podremos llevar una vida totalmente normal una vez recuperados del dolor que causa.

Si padeces de hernias discales (o protusiones como les llaman ahora), créeme que te compadezco y te entiendo a la perfección. Yo tengo dos de ellas (L4-L5 y L5-S1), y en dos ocasiones me he quedado “enganchado”, con el terrible dolor que ello conlleva. Ahora bien, desde que hago ejercicio, estoy infinitamente mejor de la espalda, por eso quiero recomendarte estas indicaciones.

Lo principal: Hacer deporte

Si hay algo que tienes que meterte en la cabeza para que esto no te ocurra más es que debes ejercitar convenientemente los músculos abdominales y lumbares. Estos músculos deben ser lo suficientemente fuertes y de esa manera “aguantará” el peso de la columna vertebral y de la parte superior del tronco.

Además, también es muy importante hacer ejercicios de estiramiento que descongestionen la espalda (generalmente la parte baja de la espalda que es donde se dan la mayoría de los pinzamientos lumbares).

lumbares sanas

Con esos estiramientos adecuados y la espalda y abdominales fuertes, podremos olvidarnos de ese problema de espalda casi al completo, y no sentiremos pánico cada vez que tengamos que agacharnos a coger algo del suelo.

¿Cuáles son los mejores deportes para el pinzamiento?

Existen multitud de deportes con los que podemos reforzar la espalda y a su vez estirarla. De todas maneras, para que no tengas que buscar más por internet, vamos a darte los mejores deportes que puedes hacer y una breve explicación.

Natación

Con la natación, se ejercita muchísimo la espalda y las abdominales, de hecho es el deporte donde muscularás mucho más rápido.

Además, si sabes nadar bien, la espalda se podrá estirar como debe, disminuyendo de esa manera la probabilidad de que padezcas otra lumbalgia.

Por si fuera poco, el movimiento natural del agua de la piscina realiza ligeros masajes por la musculatura de tu cuerpo (incluida la parte baja de la espalda) y esto es muy beneficioso para relajar toda esa zona contracturada. Sin duda alguna, la realización de natación es uno de los mejores deportes contra el pinzamiento lumbar.

Pilates

Como decíamos anteriormente, hay que reforzar la musculatura que sostiene a la columna vertebral y que de esa manera no volvamos a sufrir los terribles dolores de los pinzamientos lumbares.

Con Pilates no solo lograremos esto, sino que además reforzaremos profundamente la musculatura. Esto es importante saberlo, ya que los ejercicios de respiración que nos van a enseñar y los movimientos específicos son de lo mejor si no quieres apuntarte a natación.

Además, en Pilates también realizarás numerosos ejercicios que están destinados al estiramiento de la columna vertebral, lo que hará que aumentes el espacio intervertebral y toda la columna se descontracture y adquiera más flexibilidad.

Ahora bien, si quieres hacer Pilates, apúntante a un sitio donde se den esas clases específicas y que un buen profesional te asesore convenientemente. Quizás sea algo costoso y tengas que desembolsar un dinero cada mes, pero merece mucho la pena.

pinzamiento piscina y lumbares

Ejercicios en el gimnasio

Si la opción más cómoda para ti es hacer ejercicio en un gimnasio (bien porque lo tienes cerca de casa, bien porque es la opción más barata), puedes pedir asesoramiento a algún monitor que trabaje en él.

Seguramente te recomienden ejercicios en el suelo y máquinas que están destinadas a la musculación, pero que las utilizarás para estirar la columna vertebral. De las tres opciones, quizás sea la que más a corto plazo no obtengas mejores resultados, pero sí que es verdad que una vez pasados los primeros días y lleves una buena rutina, podrás ejercitar otros muchos músculos en los aparatos del gimnasio que son los ideales para adelgazar y para mantenerse en forma.

Resumiendo: Si estás sufriendo los dolores de un pinzamiento lumbar, no te preocupes y date tiempo. Sé paciente porque más pronto que tarde vas a recuperarte plenamente y no sentirás esas molestias. Debes diseñar un plan de ejercicios que se adapte a tus gustos y no saltártelo nunca. Con una musculatura convenientemente desarrollada y una columna descontracturada disminuirás considerablemente las probabilidades de que esto te vuelva a ocurrir y podrás llevar una vida normal sin mayores inconvenientes.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 236: Redes sociales

Por fin viernes y con ganas de tomarme el fin de semana un tanto relajado. He ido un poco estresado y me apetece desconectar un poco (aunque mañana actualizaré con el peso como es habitual), pero vamos, que miro al sofá de reojo y ya sabe que le espera una buena sesión de perrerio este finde.

No sé si os habréis dado cuenta, pero además de mi cuenta en Twitter, he abierto una en Instagram, y una página en Facebook. La verdad es que no soy muy fan del tema de las redes sociales, pero parece que si no tienes algo así como que estás desfasado, así que ahí las tenéis por si os apetece hacerle un follow. Normalmente les echo un vistazo un par de veces al día, lo mismo que a los comentarios del blog, así que si dejáis algún mensaje prometo contestar :)

Ayer fue un día de lo más normal. Para comer hice filetes rusos (ya sabéis, como una especie de mini hamburguesas), y como me sobraron unos pocos los aproveché para la hora de la cena. Tirar comida es algo que no entra en mi mente, por eso siempre aprovecho lo que sobra, aunque me tire todo el día comiendo lo mismo :P

Menú

  • Desayuno: Café con leche, galletas, batido de protes (400 kcal).
  • Almuerzo: Mini bocadillo de jamón (300 kcal).
  • Comida: Filetes rusos (400 kcal), patata al horno con una cucharada de mayonesa light (200 kcal).
  • Merienda: Fruta y yogur (200 kcal).
  • Cena: Los filetes rusos que sobraron (pocos), en un panecillo de hamburguesa con tomate y lechuga y una loncha de queso (500 kcal).

Total del día = 2000 kcal.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Cómo reducir la grasa abdominal (o perder barriga)

¿Tú también tienes una buena panza que quieres perder? No sabes lo que te comprendo. Aunque mi obesidad es más bien “generalizada”, reconozco que tener un vientre plano es sumamente difícil. Incluso hay gente que, estando en un peso correcto, tiene bastante grasa abdominal y piensan en reducirla. El problema es que quizás siempre hayan estado contentos con su cuerpo, y al verse mal por primera vez en el espejo pues empiezan a buscar remedios que realmente les hagan perder esa grasa de la barriga.

Es por ello que en el gimnasio puedes ver a gente utilizando bolsas de plástico “para sudar más”, o utilizando fajas reductoras que son un auténtico suplicio. Mi intención es escribir este artículo para enseñarte cómo perder barriga sin hacer estupideces.

Seamos sinceros. La grasa que se acumula en la zona del abdomen se debe a tres factores: La mala alimentación, la vida sedentaria y a la edad (sí, lo siento, te estás haciendo mayor como todo el mundo).

Una alimentación basada en comidas rápidas y alimentos con exceso de grasa y aceite, como las hamburguesas, patatas fritas, pizzas, etc, y además el consumo frecuente de bebidas alcohólicas, son los responsables de un abdomen voluminoso. Si a eso le sumas que te mueves menos que un gato de escayola, pues ya tienes todas las papeletas para sacar una barriga bien maja.

perder la barriga

Errores frecuentes

En primer lugar quiero desterrar ciertos mitos y hablar de los errores frecuentes que solemos cometer la mayoría cuando se nos presenta esta situación. Echemos un vistazo a algunos de los conceptos erróneos más comunes acerca de la grasa abdominal.

1er concepto erróneo: La grasa abdominal se reduce y elimina mediante el trabajo de los músculos abdominales

Esto se basa en la creencia de que la grasa acumulada sobre los músculos de una parte concreta del cuerpo se elimina si involucramos a dichos músculos en el proceso. Sería lo mismo que intentar perder grasa de las piernas corriendo o andando durante todo el día.

La verdad del asunto es que nuestro cuerpo decide dónde colocar la grasa y de dónde sacarla y es un sistema que está en gran parte determinado por nuestra genética.

2º concepto erróneo: La barriga cervecera no se puede eliminar

Es cierto que, principalmente, nuestro cuerpo almacena la grasa en el abdomen (también en caderas o nalgas en el caso de las mujeres) debido a la biomecánica básica. La sección media de su cuerpo es el mejor lugar para almacenar energía extra, ya que requiere menos gasto energético para ser trasportada a todas partes. Recuerda que el almacenamiento de grasa es una estrategia de supervivencia, por lo que tu cuerpo quiere maximizar la eficiencia energética en la creación, almacenamiento y utilización de la grasa corporal. Sin embargo, el almacenamiento excesivo de esta grasa se puede evitar y controlar con hábitos alimenticios correctos.

Artículo relacionado: ¿La cerveza engorda?

3er concepto erróneo: Todo el exceso de grasa es feo

grasa en el abdomen y vientreDesde un punto de vista antropológico, la colocación de la grasa corporal también tiene algunas implicaciones para la selección de pareja. Esto es especialmente cierto en las mujeres, donde la grasa se almacena en lugares como las caderas, las nalgas y los senos para crear realmente un cuerpo físico más atractivo con el fin de atraer a una pareja potencial. De esta manera, la grasa se almacena en lugares predeterminados en su cuerpo para la misma razón que un pavo real macho tiene plumas de colores brillantes – que es parte del juego de la seducción, por así decirlo.

No debemos obsesionarnos con perder toda la grasa, sino en conseguir un cuerpo proporcionado en relación con nuestras características físicas y sexuales.

Vale, quizás este punto no hubiese hecho falta que lo hubiese contado, pero como hombre te diré que a mi me gustan las mujeres con ciertas curvas, no las flacas “escañás” que estamos acostumbrados a ver por la tele.

Si eres mujer, es ideal que quieras buscar un peso correcto, pero no te obsesiones con ello!

4º concepto erróneo: Si elimino la grasa de raíz esta no vuelve a aparecer

El cuerpo almacena la grasa siempre que posea células de grasa. Esto puede parecer obvio, pero en realidad cobra importancia cuando nos damos cuenta de que las personas que se someten a una liposucción para eliminar la grasa de su cuerpo terminan por provocar una redistribución de la misma a otros lugares que podrían ser menos deseables.

Por ejemplo, si una persona sigue un estilo de vida poco saludable que resulta en la acumulación de exceso de grasa corporal, y luego se someten a una liposucción para eliminar esa grasa en el cuerpo, pero continúa llevando ese estilo de vida excesivo, crea más grasa corporal, que se acabará almacenando en cualquier otro lugar con células adiposas. Nuestro cuerpo tiene que trabajar con las células de grasa que existen.

Lo único realmente cierto y que funciona de verdad es gastar las calorías que se consumen a diario. Si deseamos reducir la grasa del cuerpo, necesitamos comenzar a consumir menos calorías de lo que gastamos. En otras palabras, obtener un déficit de calorías, que, con el tiempo, hará que nuestro cuerpo empiece a convertir la grasa en energía utilizable, y de esta manera, las reservas de grasa comenzará a desaparecer a través de su cuerpo. Pero cuidado, no sólo desaparecen mágicamente de un lugar determinado.

En los hombres la grasa abdominal será probablemente la última que desaparezca de su cuerpo. En primer lugar va a eliminar la grasa de la cara y las extremidades, como los brazos y las piernas, después eliminará la grasa de la parte superior del torso, el pecho, los muslos y las nalgas, y por último, utilizará la grasa acumulada en el abdomen. No existe una manera de alterar este patrón de reducción de la grasa. En las mujeres, el último lugar donde es probable que pierda la grasa es en las caderas y las nalgas. Será algo que probablemente ya sabías si has intentado perder grasa corporal.

Así que, si lo que queremos es deshacernos de la grasa corporal, debemos hacerlo de la manera correcta: a través de dieta y ejercicio y no a través de la cirugía estética o trucos que pretenden eliminar la grasa de una zona específica de su cuerpo (a no ser que quieras eliminar cierta grasa acumulada y que no puedes con ella, para eso sí que podemos echar mano de la cirugía estética).

La pérdida de grasa conlleva un trabajo real y aunque hay algunas herramientas útiles de control del apetito, no hay píldoras mágicas que hagan el trabajo por nosotros (algunas ayudan, como xls medical o metabolic cla, pero el 95% del esfuerzo corre de vuestra parte).

Ejercicios necesarios y alimentación equilibrada

Llegados a este punto, quizás estés más desorientado que al principio.

Vale, tienes una barriga que quieres terminar con ella. ¿Por dónde empiezo?

Por lo pronto, puedes pasarte por esta calculadora de calorías diarias. En ella podrás saber cuántas calorías necesitas para mantenerte en tu peso, y restando unas 500 por día, podrás perder peso poco a poco, pero con seguridad. Y lo más importante, sin tener que pasar ninguna necesidad por comida o por determinados alimentos.

reducir grasa de la panza con ejercicioEl siguiente paso es apuntarse al gimnasio que más cerca tengas de casa. Vale, salir a caminar por las tardes va a ayudarte, pero si de verdad quieres eliminar la grasa abdominal, tienes que hacer un ejercicio duro. Deja los paseos para cuando seas mayor y haz algo que realmente active tu metabolismo.

En el gimnasio, céntrate en hacer pesas, y como complemento puedes hacer algo de ejercicio aeróbico. Créeme cuando te digo que para perder la barriga, mucho mejor hacer una buena sesión de sentadillas o de peso muerto que una caminata de media hora.

Aficionándote a las pesas, no solo conseguirás reducir la grasa abdominal, sino que también tonificarás otras partes de tu cuerpo que ni siquiera sabías que existían. Perderás la barriga, pero tus brazos volverán a ser fuertes y tersos, notarás una fortaleza en las piernas que hacía años que no sentías, y en definitiva, vas a encontrarte estupendamente en muy poco tiempo.

Si eres mujer, quítate de la cabeza el pensamiento de que vas a adquirir aspecto de hombre. Con los ejercicios de musculación perderás grasa (y también barriga), obtendrás una silueta espectacular y cambiarás radicalmente tu aspecto físico a mejor, siempre sin perder ese punto femenino que tanto te preocupa.

Una pequeña excepción para la grasa del abdomen: La utilización de cirugía estética en algunos casos

Reconozco que hay situaciones excepcionales que realmente son necesarias ayudas profesionales para adquirir un vientre plano.

Un ejemplo muy típico es el de una mujer, que está en un peso correcto, pero en cambio tiene unas cartucheras muy marcadas. Esto es “normal” dentro de lo que cabe, y a veces se hace imposible eliminar esa grasa localizada.

En la barriga y toda la sección del abdomen puede pasar lo mismo. En estos casos, sí que necesitaríamos de, por ejemplo, una liposucción para extraer esa grasa tan rebelde. Pero ojo, la liposucción y tratamientos derivados es una solución muy buena para pequeños acúmulos de grasa, pero no para “adelgazar”. Eso es algo que debes de tener muy claro, pues los tratamientos estéticos digamos que son una buena solución para realizar pequeños retoques, pero no para hacer una obra entera (espero que con la similitud se me entienda).

Y como decía más arriba, si te haces una liposucción, después tienes que llevar una vida sana y activa donde te sea imposible recuperar el peso perdido. Si no es así, esas cartucheras quizás no vuelvan, pero puedes “engordar” de otras partes del cuerpo que sean más difíciles de tratar.

Por último, en caso de que hayas reducido tu grasa abdominal y notes que ha quedado piel sobrante, te recomendaría que mirases este artículo sobre la abdominoplastia, el cual pienso que puede ayudarte a verte mejor con una simple operación.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 235: Nada más levantarme, mejor no ponerme a pensar

No sé si os pasa a vosotros algo parecido a lo que me pasa a mi, os explico.

Me levanto bastante pronto, sobre las 6,30 de la mañana, y generalmente lo primero que me viene a la mente es la cantidad de cosas que tengo que hacer (con respecto al trabajo, deporte, etc).

Casi de forma instantánea comienzo a buscar miles de excusas para tomarme el día con más calma, amoldándolo a mis gustos e intentando convencerme de cosas que sé que no son ciertas (cosas del tipo “Hoy no voy a ir al gimnasio porque tengo mucho trabajo y no me va a dar tiempo a todo y bla bla bla …”).

Todas esas excusas son fruto de la pereza, no nos vayamos a engañar. Lo curioso es que conforme van pasando los minutos, me voy animando y esos “fantasmas” que me rondan la cabeza comienzan a esfumarse, y al final acabo llevando un día totalmente normal, trabajando lo que tengo que trabajar, y haciendo el deporte que tengo que hacer.

Ahora bien, hay días que durante esos minutos mañaneros, me convenzo a mi mismo y acabo tirando por la borda los buenos propósitos que me he planteado.

¿Qué es lo que hago? Pues directamente no pensar, o mejor dicho, no hacer caso. No puedo evitar que esos pensamientos me vengan a la cabeza (ya os digo, fruto de la pereza), así que cuando se presentan los ignoro totalmente porque sé que dentro de una hora voy a tener una opinión totalmente contraria.

Reconozco que mi reflexión de hoy es un poco rara, pero realmente es algo que me ocurre todos los días y quería compartirla con vosotros. ¿Os ocurre algo parecido? Igual es que estoy mal de la azotea :D

Menú

  • Desayuno: Café con leche, galletas, batido de proteínas (400 kcal).
  • Almuerzo: Fruta, yogur (200 kcal).
  • Comida: Macarrones con atún (el día anterior comí lo mismo, pero me sobró un plato y me dió pena tirarlo a la basura). (600 kcal).
  • Merienda: Batido de proteínas con leche (250 kcal).
  • Cena: Hamburguesa a la plancha y vaso de gazpacho (400 kcal).

Total del día = 1850 kcal.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 234: Un par de batidos de proteínas al día

Voy a tomar la costumbre de tomar un par de batidos de proteínas cada día, uno para desayunar y otro para merendar.

Hace unos cuantos años me aficioné mucho al mundo del gimnasio y las pesas, y comencé a llevar una especie de alimentación “culturista”, tomando mis batidos, comiendo mucha proteína, y probando otros suplementos como por ejemplo el tribulus terrestris.

La verdad es que no recuerdo una época en la que me sentí mejor. Me notaba fuerte, ágil, comía mucho, e iba perdiendo peso semana a semana.

Ese par de batidos me servía para dos cosas. Por un lado, para llegar a una cantidad suficiente de proteínas que debía ingerir. Por otro lado, me venía de maravilla para no sentir ninguna sensación de hambre, ya que son muy saciantes y además están buenos.

Hasta el día de ayer tomaba un batido cada cierto tiempo, pero he decidido volver a llevar la rutina de cuando era más joven, a ver si me pongo rocoso de una vez por todas y empiezo a cortar la respiración de todas las muchachas con las que me cruce por la calle :)

Menú

  • Desayuno: Café con leche, galletas, batido de proteína (400 kcal).
  • Almuerzo: Bocadillo de jamón (400 kcal).
  • Comida: Macarrones con tomate y atún, una pequeña ensalada (700 kcal).
  • Merienda: Batido de protes (100 kcal).
  • Cena: Lomo de cerdo a la plancha con 2 lonchas de queso, 1 tomate (400 kcal).

Total del día = 2000 kcal.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Día 233: Promoviendo mi vena hipster

Le estoy cogiendo el gusto a esto del instagram :)

Dentro de nada me veo apalancado en un Starbucks, tomando un frapuccino light, y blogeando desde mi Mac, con una barba frondosa y una camisa de cuadros de mi padre.

En fin, coñas a parte, la verdad es que es cómodo, sobre todo para pegar por aquí las fotos que voy haciendo y darle un toque más humano al blog.

Ayer sin ir más lejos aproveché la tarde para dar un paseo bueno por la playa. Error por mi parte porque todavía hacer un calorazo terrible, pero tenía ganas de moverme y así lo hice. En total estuve como una hora de aquí para allá, que creo que no está mal (a paso de tortuga, para qué engañarnos).

 

Por cierto, si tienes complejo por tu cuerpo, te recomiendo que si puedes te des un paseo por la playa. Hay que ver la cantidad de culos fofos, barrigas cerveceras y mamellas colganderas que puedes encontrarte. Si al final paseando me dí cuenta que en el fondo no estoy tan mal xD

Por fin pude acabar ciertas cosas que tenía pendientes, y ya puedo volver a una rutina más acorde a mis propósitos. Ya tenía ganas después de tanto tiempo.

Menú

  • Desayuno: Café con leche, galletas, zumo de naranja (400 kcal).
  • Almuerzo: Bocadillo de jamón de york (400 kcal).
  • Comida: Pollo a la plancha, patata al horno (600 kcal).
  • Merienda: Batido de proteínas (100 kcal).
  • Cena: 2 latas de atún, 1 tortilla francesa de 1 huevo, 1 tomate (400 kcal).

Total del día = 1900 kcal.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook